Se divorcia cuatro días después de su boda al descubrir que su pareja es un hombre

0
1039


En un caso insólito que ha causado revuelo en Indonesia, un hombre de 31 años se divorció solo cuatro días después de su boda al descubrir que su pareja en realidad era otro hombre. Este sorprendente suceso ha dejado perpleja a toda la comunidad del pueblo de Gelogor, en el distrito de Kediri, donde el joven era conocido como una persona biológicamente femenina. Esta historia de amor que terminó en decepción demuestra la importancia de conocer realmente a la persona con quien se establece una relación antes de dar el paso hacia el matrimonio.

Un encuentro virtual

El hombre, al que llamaremos Muh para proteger su identidad, conoció a su futura esposa, a quien llamaremos Mita, a través de Facebook. A pesar de que su relación se basaba en una conexión virtual, ambos decidieron llevar su romance al siguiente nivel y conocerse en persona. Según Muh, la primera cita fue todo un éxito y no despertó ninguna sospecha en él. Enamorado y creyente en el amor a primera vista, Muh no tardó en declarar su amor a Mita y le propuso matrimonio. Sin dudarlo, ella aceptó.

La boda y el descubrimiento

Después de hablar con su familia, Muh y Mita fijaron la fecha de su boda y se presentaron en el registro civil del distrito de Kediri para formalizar su unión. La ceremonia transcurrió sin contratiempos, pero fue durante la noche de bodas cuando Muh descubrió la sorprendente verdad. No tuvieron relaciones sexuales. Al principio, Muh intentó no darle importancia al asunto, pensando en las noches siguientes. Sin embargo, cuando la misma situación se repitió varias veces, comenzó a sospechar que algo no estaba bien.

La revelación y el divorcio

Ante las sospechas de su esposo, Mita decidió desaparecer antes de que Muh pudiera enfrentarla. Muh, sintiéndose completamente engañado, no dudó en contarle la verdad a su familia y solicitar el divorcio. Además, presentó una denuncia policial acusando a su esposa de engaño. Poco tiempo después, la policía localizó a Mita, quien en realidad era un hombre llamado Adi. Este descubrimiento dejó atónita a toda la comunidad del pueblo de Gelogor, ya que Adi siempre había sido conocido como una persona biológicamente femenina.

Photo Freepik

Un matrimonio corto pero impactante

Después de solo cuatro días de matrimonio, Muh logró divorciarse de Adi, convirtiéndose en uno de los matrimonios más cortos de Indonesia. Este caso insólito ha captado la atención de los medios de comunicación indonesios y ha generado un gran debate sobre la importancia de conocer realmente a la persona con la que se establece una relación antes de tomar decisiones tan importantes como el matrimonio.

La historia de Muh y Mita es un ejemplo impactante de cómo las apariencias pueden engañar y de la importancia de conocer verdaderamente a la persona con la que se desea compartir la vida. Este caso también nos recuerda que el amor a primera vista puede llevarnos a tomar decisiones precipitadas sin conocer realmente a la otra persona. Es fundamental dedicar tiempo a conocer a nuestra pareja y establecer una comunicación abierta y sincera antes de dar pasos tan importantes en una relación.

Te podría interesar:

¿Le resultó útil este artículo?

Veronica Pereira

Últimas entradas de Veronica Pereira (ver todo)



Source link