Los 6 increíbles beneficios de comer arándanos todos los días

0
138


Los arándanos son conocidos por ser una fuente increíble de antioxidantes, lo que los convierte en una opción extremadamente beneficiosa para nuestra salud. Estos pequeños frutos han sido objeto de numerosos estudios científicos que respaldan sus múltiples beneficios para el organismo. Es por eso que muchos expertos en nutrición recomiendan incluir arándanos en nuestra dieta diaria. En este artículo, exploraremos los 6 efectos positivos que los arándanos pueden tener en nuestro cuerpo, respaldados por diversas investigaciones científicas.

Poderosos antioxidantes

Una de las principales razones por las que los arándanos son tan beneficiosos para nuestra salud es su alto contenido de antocianinas, un tipo de antioxidante natural. Las antocianinas son responsables del color azul característico de los arándanos y han demostrado tener efectos antidiabéticos, antiinflamatorios y anticancerígenos. Estos antioxidantes también están asociados con una reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares y son especialmente efectivos para prevenir ciertas enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

Según el nutricionista Raphaël Gruman, los antioxidantes presentes en los arándanos ayudan a combatir los radicales libres que dañan nuestras células. Estos radicales libres pueden ser producidos por nuestro propio cuerpo debido al estrés, consumo de alcohol, tabaco, actividad física intensa, falta de sueño, e incluso la exposición a la contaminación del aire, agua y rayos solares. Por lo tanto, es importante incluir alimentos ricos en antioxidantes en nuestra dieta diaria.

Mejora la memoria y las funciones cognitivas

Diversos estudios han demostrado que los arándanos son beneficiosos para nuestra memoria y funciones cognitivas. La alta concentración de antioxidantes en los arándanos ayuda a proteger nuestras células cerebrales de los daños causados por los radicales libres, lo que puede mejorar la memoria y prevenir el deterioro cognitivo relacionado con la edad. De hecho, algunos estudios han sugerido que los arándanos pueden ayudar a prevenir la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

En un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry en 2011, se encontró que consumir aproximadamente una porción de arándanos al día reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares en un 15%. Esto se debe a que los alimentos ricos en antocianinas, el pigmento responsable del color azul de los arándanos, están asociados con una reducción del riesgo de enfermedades del corazón. Además, una investigación publicada en Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics en 2015 encontró que los arándanos podrían ayudar a controlar la presión arterial y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Foto Freepik

Regulación de la glucemia

Los arándanos también pueden ser beneficiosos para regular los niveles de glucosa en sangre después de las comidas, debido a su efecto en el sistema digestivo. Estos pequeños frutos pueden ayudar a inducir la secreción de insulina, lo cual es especialmente relevante para las personas que sufren de diabetes tipo 2. Un estudio publicado en la revista Nutrients en abril de 2021 respalda esta afirmación, mostrando que el consumo regular de arándanos puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes gestacional en mujeres embarazadas.

Te podría interesar:

Fortalece el sistema inmunológico

Los arándanos contienen pterostilbeno, una sustancia que actúa como estimulante natural del sistema inmunológico y ayuda a combatir las infecciones. Según un artículo publicado en Molecular Nutrition and Food Research por investigadores del Instituto Linus Pauling, el pterostilbeno presente en los arándanos puede fortalecer nuestro sistema inmunológico y protegernos contra diversas enfermedades.

Mejora la concentración y el rendimiento cerebral

Diversas investigaciones sugieren que consumir arándanos puede mejorar la concentración y el rendimiento cerebral. Un estudio publicado en PubMed en 2020 encontró que comer arándanos puede ayudar a mantener la concentración al máximo a lo largo del día y mejorar el rendimiento cognitivo en adultos de mediana edad. Estos resultados respaldan la idea de que incluir arándanos en nuestra dieta diaria puede tener beneficios significativos para nuestra salud cerebral.

Reduce el riesgo de diabetes gestacional

Un estudio realizado en mujeres embarazadas demostró que consumir 280 gramos de arándanos al día, junto con un suplemento adicional de 12 gramos de fibra soluble, redujo significativamente el riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Además, las mujeres que consumieron este suplemento tuvieron un aumento de peso materno significativamente menor en comparación con aquellas que no lo consumieron. Estos hallazgos respaldan la importancia de incluir arándanos en la dieta durante el embarazo para prevenir complicaciones relacionadas con la diabetes gestacional.

3.7/5 – (4 votos) ¿Le resultó útil este artículo?

Veronica Pereira
Últimas entradas de Veronica Pereira (ver todo)



Source link