Razones por las que no deberías perforar las orejas de tu bebé recién nacido

0
143


Perforar las orejas de un bebé recién nacido es una decisión que muchos padres consideran, pero es importante tener en cuenta diversos factores antes de tomar esta elección. Aunque es común en algunas culturas y tradiciones, existen razones importantes por las que los pediatras no recomiendan perforar las orejas de los bebés. El día de hoy exploraremos las razones detrás de esta recomendación y los posibles riesgos asociados.

Cultura y tradición

Una de las razones para perforar las orejas de un bebé recién nacido es la influencia cultural y tradicional. En algunas culturas, como la latinoamericana y la hindú, la perforación de las orejas es un evento importante y se considera parte de la identidad y feminidad de una niña. Sin embargo, es fundamental comprender que la cultura y la tradición no siempre deben ser los únicos factores a considerar al tomar decisiones relacionadas con la salud y el bienestar de un bebé.

Decisiones basadas en la edad

La edad del bebé es un factor crucial a tener en cuenta al considerar la perforación de las orejas. El cartílago de un bebé recién nacido es muy delgado y frágil, lo que lo hace más susceptible a complicaciones y riesgos asociados con el procedimiento. La Academia Americana de Pediatría recomienda esperar hasta que la niña sea lo suficientemente madura para cuidar sus propias perforaciones, lo que generalmente ocurre alrededor de los dos años de edad. De esta manera, se evitan posibles complicaciones y se permite que el bebé tome decisiones sobre su propio cuerpo en el futuro.

Riesgos asociados a la perforación de las orejas en bebés

Existen varios riesgos asociados con la perforación de las orejas en bebés recién nacidos. Estos riesgos incluyen posibles infecciones, reacciones alérgicas, ruptura del lóbulo de la oreja y formación de queloides. Al colocar los aretes en un bebé tan joven, existe un mayor riesgo de infección debido a la falta de inmunidad y la incapacidad del bebé para cuidar adecuadamente las perforaciones. Además, la piel de un recién nacido puede ser más sensible a ciertos metales, lo que puede provocar reacciones alérgicas e inflamación en el lóbulo de la oreja.

Precauciones y cuidados posteriores

Si los padres deciden perforar las orejas de su bebé, es crucial tomar precauciones y seguir los cuidados posteriores adecuados. Es recomendable esperar al menos tres meses después del nacimiento para realizar el procedimiento, ya que esto permite que el bebé desarrolle un sistema inmunológico más fuerte y reduce el riesgo de infecciones. Además, es importante utilizar aretes de calidad, como aquellos hechos de oro de 14 quilates o acero quirúrgico, para minimizar el riesgo de reacciones alérgicas.

Procedimientos seguros para la perforación de las orejas

Si los padres deciden perforar las orejas de su bebé, es importante buscar un profesional capacitado y seguir los procedimientos seguros. Algunas opciones incluyen el uso de una pistola de perforación o una aguja estéril. Es esencial asegurarse de que el entorno sea estéril y que se sigan todas las pautas de higiene para prevenir infecciones. Además, es recomendable evitar aretes grandes o con bordes puntiagudos, ya que estos pueden representar un riesgo de asfixia o lesiones para el bebé.

Alternativas a la perforación de las orejas

Si los padres deciden no perforar las orejas de su bebé, existen alternativas para marcar la identidad y feminidad de una niña. Algunas opciones incluyen el uso de aretes magnéticos o adhesivos temporales que no requieren perforación. Estas alternativas permiten a las niñas experimentar con accesorios sin comprometer su salud y bienestar.

Te podría interesar:

Opiniones y consejos pediátricos

Es importante tener en cuenta la opinión de los pediatras al considerar la perforación de las orejas de un bebé. Los pediatras pueden brindar consejos basados en su experiencia y conocimientos médicos para ayudar a los padres a tomar la decisión adecuada. Si bien algunos pediatras pueden ser neutrales en el tema, es esencial buscar su orientación sobre el cuidado posterior de las perforaciones para evitar complicaciones.

¿Le resultó útil este artículo?

Veronica Pereira

Últimas entradas de Veronica Pereira (ver todo)



Source link