¡No tires tus toallas viejas! 4 ideas brillantes para reutilizarlas

0
326


A medida que usamos y lavamos nuestras toallas, estas van perdiendo su suavidad y brillo originales. Debido a la cal presente en el agua que se deposita entre sus fibras, y al uso diario, se vuelven cada vez más rígidas. Pero ¿qué puedes hacer con ellas si ya no quieres usarlas? ¿Tirarlas? Esto no es necesario, afortunadamente existen consejos para poder reciclar estas toallas viejas.

Transforma tus viejas toallas en guantes de cocina

Una de las formas más sencillas de reciclar tus viejas toallas es transformándolas en guantes de cocina. Para hacerlo, necesitarás un par de guantes viejos como plantilla y un trozo de cartón. Sigue estos pasos:

  1. Coloca el guante viejo sobre el cartón y traza su contorno con un lápiz.

  2. Recorta el contorno del guante en el cartón.

  3. Coloca el cartón sobre la toalla vieja y traza su contorno.

  4. Recorta dos piezas de toalla siguiendo el contorno del cartón.

  5. Une las dos piezas de toalla con aguja e hilo, dejando la abertura del guante en la parte inferior.

  6. ¡Listo! Ahora tienes unos guantes de cocina nuevos y prácticos.

Estos guantes de cocina hechos con toallas son ideales para proteger tus manos al manipular objetos calientes, como bandejas del horno o sartenes. Además, al ser reutilizables, contribuyes al cuidado del medio ambiente al reducir el consumo de productos desechables.

Convierte tus viejas toallas en trapos de limpieza

Otra forma de reciclar tus viejas toallas es convirtiéndolas en trapos de limpieza. Sigue estos pasos para hacerlo:

  1. Corta la toalla en trozos cuadrados del tamaño que desees para tus trapos de limpieza.

  2. Si prefieres, puedes coser los bordes de cada trozo de toalla para evitar que se deshilachen.

  3. ¡Listo! Ahora tienes trapos de limpieza nuevos y listos para usar.

Estos trapos de limpieza son ideales para diferentes tareas en el hogar, como limpiar superficies, secar platos o incluso para uso personal, como desmaquillarse. Al utilizar toallas viejas en lugar de comprar trapos desechables, contribuyes al cuidado del medio ambiente y ahorras dinero.

Foto Freepik

Hacer zapatillas de baño

Para no pisar el frío suelo al salir de la ducha y evitar mojarlo, puedes utilizar una toalla convertida en zapatilla de baño. Para ello, utiliza como plantilla la suela de un par de zapatillas que no estés utilizando. A continuación, recorta el trozo de toalla que se ajuste a la suela de los zapatos y fíjalo con pegamento. Espera a que se sequen y únelos con aguja e hilo.

Conviértelas en guantes de ducha

Otra idea para dar una segunda vida a tus toallas viejas es convertirlas en un guante para exfoliarte la piel en la ducha. Lo único que tienes que hacer para hacer tu guante es repetir los mismos pasos que para el guante de cocina, así que corta dos trozos de toalla (rugosa a ser posible para ayudar a exfoliar la piel) y cóselos para hacer tu guante.

Te podría interesar

¡Anímate a probar estas ideas y descubre lo creativo que puedes ser al reutilizar objetos en casa! Recuerda siempre buscar formas de reciclar y reutilizar antes de desechar. ¡El planeta te lo agradecerá!

5/5 – (2 votos) ¿Le resultó útil este artículo?

Veronica Pereira

Últimas entradas de Veronica Pereira (ver todo)



Source link