Juan Luis Guerra puso a bailar al Olímpico entre mar y palmeras

0
348


El maestro, Juan Luis Guerra sigue siendo una de las más grandes referencias musicales dominicanas en el mundo, quien ayer puso a bailar  a sus miles de fanáticos que se dieron cita en el Estadio  Olímpico, Félix  Sánchez.

 

La noche de Juan Luis, arrancó con una entusiasmada Melymel, quien tuvo a su cargo ser la contraparte del galardonado artista.

“La mamá del rap”, como también se le conoce, se hizo acompañar por un cuerpo de bailarines, quienes complementaron su presentación.

“Si No Te Amara”, y  “Me Gusta mi Feo”, canciones con las que arrancó la exponente urbana y que forman parte importante de su repertorio.

Me quiere a mi”, aquel tema que fue todo un hit junto a Heidy Brown,  y que el público recibió muy bien.

Mozart La Para, apareció como invitado especial de la cantautora y juntos hicieron un viaje en el tiempo para interpretar el popular “Capea el dough”.

 

 

Juan Luis salió a escena entre un juego de luces y efectos pirotécnicos 

 

Pasadas las 9:30 de la noche, el escenario se iba acomodando para la entrada de el maestro, quien apareció tras un juego de luces y efectos pirotécnicos, paralizando a todos los presentes.

 

Rosalia”, la canción con la que inició el concierto de un muy esperado Juan Luis Guerra, quien se tomó un tiempo para agradecer y bendecir a los que se encontraban allí.

El viaje de JLG por su trayectoria musical continuó con “La Travesía”, “La Llave de Mi Corazón”, “Vale La Pena” y  “Cómo yo”, completan el cuadro de los primeros éxitos interpretados en la noche.

 

Fonseca, primer invitado

El cantante colombiano Fonseca fue el primer invitado por Juan Luis en salir a escena con quien interpretó el tema “Si tú me quieres”.

 

Asimismo, esta colaboración los hizo ganar el Latín Grammy 2023 como “Mejor Canción Tropical”.

 

Reconoce el trabajo de otros intérpretes 

Juan Luis seguía sorprendiendo mientras avanzaba la noche, fue así como llamó sobre el escenario a los cantautores; Pavel Núñez, Techy Fatule, Melymel y Alex Ferreira.

Te podría interesar:

 

A quienes reconoció al compartir la canción anterior con cuatro que “considera muy buenos”, dijo Juan Luis al público que seguía emocionado.

Un tiempo para Dios

Como era de esperarse, JLG, se tomó un tiempo para Dios, interpretando la canción “Para Ti”.  Enfatizó que esa canción se la escribió al señor.

La noche continuó con buen ritmo 

Pese a que una publicidad política apareciera sin previo aviso, no estropeó la fiesta de Juan Luis, quien continuaba navegando entre sus éxitos.

Un Medley con “No parecen”, “La Hormiguita”, “Bachata Fukuoka”, “Que me des tu cariño”, “Mi Bendición”, “Burbujas de Amor” y “Frío”, éxitos que el público cantó a todo pulmón.

Los 4.40 juntos de nuevo, recordando 40 años de éxito 

Entre Mar y Palmeras sirvió para que la famosa orquesta 4.40 se juntara nueva vez sobre un escenario acompañando a Juan Luis.

Roger Zayas, Mariela Mercado y Maridalia Hernández, aparecieron para cantar junto al varías veces ganador del Latín Grammy.

Además, hacer mención especial a Adalgisa Pantaleón, quien se integró en 1989.

Visa Para un Sueño”, “Tú”, otros éxitos de 4.40 que formaron parte de la noche.

El Swing de Los Hermanos Rosario 

Continuando con la interesante cartelera de invitados, llegaron Los Hermanos Rosario, quienes con su Swing inconfundible acompañaron a JLG.

La Dueña del Swing”, puso a más de uno a mover la cadera en el estadio.

“Mambo 23”, fue interpretada por primera vez en vivo en Santo Domingo, esta canción de Juan Luis que se popularizó rápidamente en redes sociales.

Para pasar con un clásico para los dominicanos como “Ojalá que llueva Café”.

Vicente García, el último invitado de la noche, quien evidenció que “se vale soñar”, al mostrar una foto de hace años junto a Juan Luis, para luego compartir el escenario con él.

Las Avispas”, parecía ser la canción de despedida, pero luego volvió al escenario para cantar “Bilirrubina”.

Ovacionado, aplaudido y muy querido fue como el gran maestro, Juan Luis Guerra, se despidió de sus fanáticos a pocos minutos para media noche,  donde la buena música, la trayectoria, el mar y las palmeras fueron protagonistas.

 





Source link