Hondureños siguen ansiosos juicio contra expresidente JOH

0
372


Los hondureños lo llaman el “juicio del siglo”, pero se está llevando a cabo en un tribunal de Nueva York a unos 5.630 kilómetros (3.500 millas de distancia).

El expresidente hondureño Juan Orlando Hernández ha estado en juicio desde febrero en un tribunal federal de Manhattan, acusado de aceptar sobornos para proteger a narcotraficantes, incluso cuando ha tratado de describirse como un aliado en la lucha contra el narcotráfico de Estados Unidos.

Hernández, que testificó el martes y el miércoles para defenderse de las acusaciones, rechazó haberse asociado con narcotraficantes o haber aceptado sobornos. Nunca, insistió y añadió que una vez recibió una advertencia de que un cártel lo quería asesinar.

TE PUEDE INTERESAR:

El juicio no está siendo televisado, pero algunos medios de comunicación hondureños enviaron a sus reporteros a Nueva York para cubrirlo, y cada moción previa al juicio fue analizada por la prensa local. Otros simplemente siguen a un montón de personas que han estado publicando en tiempo real en X (antes Twitter) los testimonios y resúmenes de lo ocurrido en la corte.

Hernández, de 55 años de edad, fue arrestado en febrero de 2022, menos de tres semanas después de dejar el cargo, y fue extraditado en abril de ese año. Pese a ser elogiado durante años por funcionarios de Estados Unidos como un valioso aliado en la lucha contra el narcotráfico, los fiscales estadounidenses alegan que formó parte de una asociación delictuosa en la que recibió millones de dólares de narcotraficantes a cambio de ayudarlos a mover cocaína con destino a Estados Unidos por Honduras.

De ser declarado culpable, podría enfrentar cadena perpetua.

Despreciado durante años en Honduras por haber pisoteado la prohibición constitucional de la reelección para postularse de nuevo y ganar en unas elecciones muy criticadas y llenas de irregularidades, muchos hondureños están ansiosos por verlo ante la justicia.

Milagros Oviedo, estudiante universitaria de 20 años en la capital hondureña, dijo que está siguiendo el juicio a través de redes sociales, como Facebook Instagram, X y TikTok, porque no ve las noticias y en esos sitios encuentra resúmenes sobre cómo va el juicio.

Los programas de noticias locales leyeron las publicaciones de aquellos que están siguiendo el juicio y luego invitaron a abogados para discutir los detalles del sistema penal estadounidense.

Los testimonios de varios testigos que eran miembros de cárteles de droga y que buscan evitar pasar el resto de su vida en prisión han consumido gran parte del juicio. Obligados a revelar su participación en decenas de asesinatos, también afirmaron que Hernández y su hermano aceptaron millones de dólares para proteger cargamentos de droga durante años.

Un narcotraficante que testificó que era responsable de 56 asesinatos, aunque sólo había matado personalmente a dos personas, dijo que Hernández le prometió ya en 2009 que se aseguraría de que las fuerzas del orden lo dejaran en paz si proporcionaba financiación para su carrera política.

Te podría interesar:

Durante sus dos días en el banquillo de los testigos, Hernández mantuvo la compostura, respondió las preguntas con calma incluso cuando un fiscal se burló de él con algunas preguntas y le cuestionó con sarcasmo si los cinco testigos que afirmaron que aceptó dinero de narcotraficantes estaban mintiendo y él era el único que decía la verdad.

A lo que Hernández respondió que todos tenían motivos para mentir y eran mentirosos profesionales. Cuatro de cinco testigos eran narcotraficantes condenados que testificaron que le entregaron dinero a Hernández.

Los fiscales dieron por concluido su alegato el lunes. El primer testigo llamado por la defensa, un exjefe de seguridad de Hernández, testificó que nunca lo vio con narcotraficantes.

Cristian Cálix, estudiante de derecho de 23 años de edad en Tegucigalpa, dijo que el juicio de Estados Unidos es complicado porque muestra la diferencia de pensamiento entre los fiscales y la defensa que no deja claro si el expresidente es culpable o inocente.

También hay que superar una diferencia en los sistemas jurídicos, como la confianza de los fiscales estadounidenses en el testimonio de otros delincuentes condenados.

El académico Marco Flores quiere justicia, pero tiene sentimientos encontrados respecto a la atención que está suscitando el juicio en Honduras.

Señaló que Hernández debe pagar por todo el daño que le hizo al país, y que nunca iba a ser llevado ante la justicia en la nación centroamericana. Sin embargo, dijo que le están dando demasiada publicidad a un delincuente y que hay cosas más importantes de que preocuparse en Honduras.

El sociólogo y analista Pablo Carías dijo que el juicio de Hernández, aunque está justificado, está causando daño a Honduras debido a que no cabe duda de que un amplio sector de la gente hondureña va a tener aún más apatía respecto a la política y los políticos por lo que está sucediendo.

 

Te invitamos a que nos visites en el nuevo canal de NY1 Noticias en WhatsApp. Ahí encontrarás las noticias más relevantes sobre lo que sucede en Nueva York, lo mismo que otras coberturas sobre el resto del país, Latinoamérica y el mundo. Haz clic en este link para acceder al canal. De antemano te agradecemos si te conviertes en uno de nuestros seguidores y expresas con un emoji tu reacción ante lo que publicamos.



Source link