Agentes NYPD tendrán que registrar raza personas interrogan

0
239


Los agentes de policía deberán registrar la raza, el género y las edades aparentes de la mayoría de las personas a las que detengan para interrogarlas en virtud de una ley aprobada el martes por el Concejo Municipal, que anuló un veto del alcalde Eric Adams.

El tema se convirtió en el centro de atención nacional en los últimos días cuando agentes de la policía detuvieron a un miembro de raza negra del consejo sin darle una razón.

El alcalde Adams se pronunció de inmediato sobre la anulación del veto señalando entre otras cosas:

“Estos proyectos de ley (junto con otro que también se anuló el veto por el cual se prohíbe el confinamiento solitario) harán que los neoyorquinos esten menos seguros en las calles, mientras que los agentes de policía se verán obligados a completar trámites adicionales en lugar de concentrarse en ayudar a los neoyorquinos y fortalecer los vínculos comunitarios. Además, hará que el personal en nuestras cárceles y aquellos bajo nuestra custodia sean menos seguros al afectar nuestra capacidad de responsabilizar a quienes cometen actos violentos.

El proyecto de ley otorga a los defensores de la reforma policial una gran victoria al exigir que el departamento de Policía más grande del país y sus 36.000 agentes documenten todos los encuentros de investigación en una ciudad que alguna vez tuvo agentes parando y cacheando rutinariamente a un gran número de hombres en busca de armas, una estrategia que tuvo un alto costo sobre comunidades de color.

Requeriría que los agentes documentaran información básica en encuentros de bajo nivel, donde la policía pide información a personas que no necesariamente son sospechosas de un delito.

Los oficiales también tendrían que informar el motivo de la interacción y las circunstancias que llevaron a detener a una persona en particular. Los datos se harían públicos en el sitio web del departamento de policía.

El defensor público de la ciudad, Jumaane Williams, quien patrocinó el proyecto de ley, dijo el martes que informar los encuentros se podría hacer en menos de un minuto en el teléfono inteligente de un oficial a través de un sistema ya implementado.

Desde 2001, los agentes de la policía deben documentar los casos en los que han hecho a alguien preguntas “acusativas” como parte de una investigación, han detenido o registrado a alguien o arrestado.

“No se trata de impedir el trabajo policial”, dijo Williams. “Esto es trabajo policial”.

Pero el alcalde, un demócrata y ex capitán de policía, ha dicho que imponer requisitos de presentación de informes para detenciones de bajo nivel consumiría demasiado tiempo para los agentes, obligándolos a completar formularios cada vez que hablan con una persona en lugar de centrarse en resolver un problema. delito.

“Si habla con la víctima de un delito o con un profesional encargado de hacer cumplir la ley, le dirán: en seguridad pública, los segundos importan”, dijo Adams el martes en el Ayuntamiento mientras imploraba al consejo que mantuviera su veto. “Cualquiera que haya luchado con una persona peligrosa y haya esperado que llegara ayuda, cualquiera que haya intentado desarmar a alguien con un cuchillo, desarmar a alguien con una pistola, pelear en un andén, en la vía del tren o dentro de un apartamento y luchar con alguien que es peligroso: los segundos importan”.

Los republicanos, que son la minoría en el consejo, también se oponen al proyecto de ley.

“La policía carece de fondos suficientes, de personal y tiene exceso de trabajo”, dijo la concejal Vickie Paladino, republicana de Queens, antes de la esperada votación del consejo.

Te podría interesar

La presidenta del consejo, Adrienne Adams, una demócrata que no está relacionada con el alcalde, respondió el martes.

“No debería haber resistencia a decirle a la gente quién está siendo detenido en esta ciudad y por qué”, dijo.

En 2013, un juez federal dictaminó que la policía de Nueva York violó los derechos civiles de los residentes negros e hispanos con su táctica de parar y registrar. Desde entonces, el departamento ha informado de una gran disminución en este tipo de encuentros, aunque un informe de la ACLU encontró que las personas de color seguían siendo el objetivo de la gran mayoría de los paramientos y cacheos en 2022.

Después de que el consejo aprobara por primera vez la Ley How Many Stops en diciembre, Adams y la policía de Nueva York pasaron a la ofensiva para hacer campaña pública en su contra. El viernes por la noche, el alcalde organizó un paseo policial para los miembros del consejo en un esfuerzo por convencer a algunos legisladores de votar para anular su veto.

Pero el evento quedó eclipsado esa misma noche cuando un oficial detuvo al concejal Yusef Salaam, un miembro exonerado de los “Cinco de Central Park” que junto con otros cuatro hombres negros y latinos fueron acusados falsamente y condenados por violar a una corredora blanca en Central Park en 1989. Sus condenas fueron finalmente anuladas mediante pruebas de ADN.

En el breve encuentro, un oficial le pidió a Salaam que bajara las ventanillas y se identificó. Salaam le dijo al oficial que estaba en el Concejo Municipal y le preguntó por qué lo detuvieron, según el audio del encuentro publicado por The New York Times.

El oficial le dijo a Salaam: “Oh, está bien. Que lo pases bien” antes de alejarse, según mostraron las imágenes de la cámara corporal. Posteriormente, la policía de Nueva York emitió un comunicado que decía que Salaam fue detenido por conducir con vidrios polarizados oscuros más allá del límite legal. Adams elogió la conducta tanto del oficial como de Salaam en su entrevista en WNYC.

Aunque tal parada no estaría cubierta por el proyecto de ley de transparencia (la policía ya tiene que registrar información cuando detiene a un conductor), Salaam argumentó que muestra la necesidad de una mayor transparencia policial.

“Esta experiencia sólo amplificó la importancia de la transparencia para todas las detenciones policiales de investigación, porque la falta de transparencia permite que se produzcan perfiles raciales y detenciones inconstitucionales de todo tipo y que a menudo no se denuncian”, dijo Salaam en un comunicado.

El comité de seguridad pública del consejo, que preside el demócrata de Harlem, aprobó anular el veto del alcalde, un paso de procedimiento antes de la votación en pleno del consejo del martes.

Además de anular el veto del alcalde sobre el proyecto de ley policial, el consejo el martes también anuló el veto de Adams a un proyecto de ley que restringiría el uso del régimen de aislamiento en las cárceles de la ciudad.

El proyecto de ley impone un límite de cuatro horas para aislar a los reclusos que representan un riesgo inmediato de violencia para otros o para ellos mismos en unidades de “desescalada”. Sólo aquellos involucrados en incidentes violentos podrían ser ubicados en viviendas restrictivas a largo plazo, y se les debería permitir salir de sus celdas durante 14 horas cada día y tener acceso a la misma programación disponible para otros reclusos.

En su carta vetando ese proyecto de ley, Adams argumentó que las restricciones pondrían en riesgo tanto a los reclusos como a los funcionarios penitenciarios. También citó las preocupaciones planteadas por un monitor federal designado para evaluar las operaciones en las cárceles de la ciudad.



Source link