Urgen a Albany que pague más a cuidadores de niños y que amplíe programas gratis y de bajo costo a más hogares

0
240



La actual sesión legislativa está con sus motores a máxima velocidad, y en medio de las discusiones que el Senado y la Asamblea sostienen de cara a definir cómo se invertirán los recursos estatales para el próximo año fiscal, uno de los grandes clamores que se escuchó este martes es que se aprueben más fondos para garantizar el cuidado infantil universal. Asimismo, que se aumenten los salarios de los cuidadores de niños.

Ese fue el llamado que decenas de encargados de guarderías, padres, líderes comunitarios, políticos y cuidadores de niños hicieron directamente en Albany, donde levantaron su voz en medio del llamado Día de Defensa del Cuidado, en el Capitolio, para urgir a los legisladores queden luz verde a $1,200 millones de dólares. Los fondos buscan equiparar a todos los trabajadores de cuidado infantil que trabajan en programas regulados y con licencia con puestos similares en el sistema de escuelas públicas.

Así lo advirtió Shoshana Hershkowitz, directora de la Campaña Estatal por el Cuidado Infantil, quien insistió en que costear los gastos que implican los servicios de cuidado infantil, no solo en la Gran Manzana sino en todo el estado, se ha convertido en una carga muy pesada para miles de familias, incluso con la ampliación de elegibilidad, ante la falta de cuidadores.

“Por eso hacemos un llamado a la Legislatura Estatal para que invierta 1,200 millones de dólares directamente en salarios para el personal de cuidado infantil, porque sabemos que no puede haber suficiente cuidado infantil para cada familia sin salarios competitivos y prósperos para los educadores de cuidado infantil”, dijo la defensora. “También estamos dando prioridad a políticas que derriben barreras y aumenten la oferta para las familias que necesitan más atención”.

El asambleísta Andrew Hevesi, presidente del Comité de Familias de la Asamblea estatal, aseguró que a pesar de los avances logrados, miles de familias siguen privadas de atención infantil, debido a restricciones, como los ingresos y el estatus migratorio, y a los malos salarios para los cuidadores.

“No podemos tener éxito colectivamente a menos que a cada niño y cada familia se les permita crecer y prosperar, y aunque los trabajadores del cuidado infantil han demostrado que sobresalen a cualquier adversidad, es hora de que pongamos fin a la negligencia y francamente desmedida desatención en este ciclo presupuestario”, dijo el líder político.

El senador Jabari Brisport criticó la manera en que la Gobernadora Hochul ha querido abordar la crisis de cuidado infantil y dijo que urgen cambios completos y no medidas paliativas.

Te podría interesar:

“Expertos en cuidado infantil y todos los que se enfrentan a esta cuestión sobre el terreno han sido increíblemente claros: esta crisis no se puede resolver sin un cambio rápido y completo. Necesitamos cuidado infantil universal con salarios más altos para los trabajadores de cuidado infantil, y no podemos darnos el lujo de esperar”.

El llamado de los manifestantes también busca que la Legislatura amplíe los planes de cuidado infantil a horarios nocturnos y fines de semana y que se incluyan planes para el cuidado de niños con discapacidades y necesidades de desarrollo, independientemente de su estatus migratorio. Eliminar el requisito de que las familias ganen el salario mínimo para recibir asistencia para el cuidado infantil, fue otro de los clamores, pues en Nueva York a diario hogares con ingresos superiores al mínimo batallan para poder conseguir servicios de guardería gratuitos o de bajo costo.

“El cuidado infantil en Nueva York es un mercado quebrado”, dijo Pete Nabozny, director de políticas de Agenda Infantil. “Los padres no pueden permitirse el lujo de pagar más y los proveedores no pueden permitirse el lujo de cobrar menos. Incluso con el alto costo de la atención, los proveedores se encuentran entre los trabajadores peor pagados de nuestro estado, a pesar de brindar uno de los servicios más valiosos e importantes”.

Rebecca Garrard, subdirectora de campañas y política de movimientos del grupo Acción Ciudadana de Nueva York, manifestó que invertir en servicios de cuidado infantil accesibles y asequibles para todos no es sólo un imperativo económico sino un compromiso social con el bienestar de las familias y el futuro de los niños.

“Al mismo tiempo, debemos respetar a quienes brindan cuidado infantil como profesionales capacitados que son y garantizar que tengan buenos salarios y beneficios. Cuando todos nuestros hijos tengan acceso a un excelente cuidado infantil, que apoye su desarrollo cognitivo, emocional, social y físico, nuestras comunidades serán más fuertes, más saludables, más seguras y más prósperas”, dijo la activista.

Datos

  • $1,200 millones exigen que se inviertan para mejorar los salarios de cuidadores infantiles certificados
  • Eliminar requisito de salario mínimo a familias para acceder a programas subsidiados de cuidado infantil



Source link