Un gastroenterólogo comparte 12 consejos para una mejor digestión después de las comidas

0
106


La digestión es un proceso fundamental para nuestro bienestar general. Sin embargo, a veces después de una comida pesada o picante, puede resultar complicado. Afortunadamente, un gastroenterólogo nos comparte algunos consejos útiles para mejorar la digestión y evitar el malestar.

1. Controla las porciones y elige alimentos más ligeros

Una de las principales causas de una mala digestión es comer en exceso. Por lo tanto, es importante ser consciente de nuestras porciones y tratar de comer de forma más equilibrada. En lugar de hacer una comida abundante, es recomendable hacer comidas más pequeñas y frecuentes a lo largo del día. Además, es importante elegir alimentos más ligeros y evitar los alimentos grasos, ya que estos pueden ralentizar el proceso de digestión.

2. Evita las bebidas gaseosas

Las bebidas gaseosas, incluyendo el agua con gas, pueden contribuir a la formación de gases y provocar sensación de hinchazón. Por lo tanto, es mejor evitarlas y optar por agua simple o por otras bebidas sin gas. Si buscas una opción más interesante, el gastroenterólogo recomienda probar el kombucha, una bebida rica en probióticos que puede ayudar a mejorar la digestión.

3. Camina después de las comidas

La actividad física ligera, como caminar, puede ser muy beneficiosa para la digestión. Un estudio ha demostrado que dar un paseo de 15 minutos después de cada comida puede reducir el tiempo de vaciado gástrico, lo que puede ayudar a aliviar los síntomas de hinchazón y reflujo. Además, el ejercicio moderado puede estimular la motilidad intestinal y promover una digestión más eficiente.

4. Bebe suficiente agua

Beber suficiente agua ayuda a mantener el equilibrio de líquidos en el sistema digestivo y facilita el movimiento de los alimentos a través del tracto gastrointestinal. Se recomienda beber al menos 8 vasos de agua al día para asegurar una hidratación adecuada y una digestión saludable.

5. Mastica bien los alimentos

Masticar bien los alimentos ayuda a descomponerlos en partículas más pequeñas, facilitando su digestión en el estómago y el intestino. Además, tomar el tiempo para masticar adecuadamente también nos ayuda a comer más despacio, lo que puede ayudar a evitar la sobreingesta y mejorar la saciedad.

6. Evita acostarte inmediatamente después de comer

Acostarse inmediatamente después de comer puede provocar reflujo ácido y dificultar la digestión. Si es necesario, siéntate o camina un poco después de comer para permitir que los alimentos se muevan más fácilmente a través del sistema digestivo.

7. Incorpora alimentos ricos en fibra

Foto Freepik

La fibra es un nutriente esencial para una buena digestión, que ayuda a promover el movimiento regular del intestino y previene el estreñimiento. Para mejorar la digestión, es recomendable incorporar alimentos ricos en fibra en nuestra dieta diaria como las frutas, verduras, legumbres y cereales integrales.

8. Controla el estrés

Cuando estamos estresados, nuestro cuerpo produce hormonas que pueden ralentizar el proceso digestivo. Por lo tanto, es importante encontrar formas de controlar el estrés, como practicar técnicas de relajación, meditación o yoga, las cuales pueden ayudar a relajar el cuerpo y mejorar la digestión.

Te podría interesar:

9. Evita los alimentos que te sientan mal

Cada persona es única, y hay ciertos alimentos que pueden no sentarnos bien. Presta atención a cómo te sientes después de comer ciertos alimentos y evita aquellos que te causen malestar digestivo. Algunos alimentos comunes que pueden causar problemas digestivos incluyen alimentos picantes, fritos, grasosos o con alto contenido de lactosa. Mantén un registro de los alimentos que te sientan mal y evítalos en la medida de lo posible.

10. Consume alimentos ricos en probióticos

Los probióticos son bacterias beneficiosas que pueden ayudar a mejorar la salud digestiva, se encuentran naturalmente en ciertos alimentos, como el yogur, el kéfir y el chucrut, los cuales pueden ayudar a equilibrar la flora intestinal y promover una digestión saludable. Si prefieres una opción más conveniente, también puedes optar por suplementos probióticos.

11. Consulta a un especialista si tienes problemas digestivos persistentes

Si experimentas problemas digestivos persistentes, como dolor abdominal, diarrea o estreñimiento crónico, es recomendable buscar ayuda de un especialista. Un gastroenterólogo puede evaluar tu situación y brindarte el tratamiento adecuado para mejorar tu digestión.

12. Escucha a tu cuerpo

Si sientes malestar después de ciertos alimentos o si notas que tu digestión mejora con ciertos hábitos, sigue tu intuición y ajusta tu dieta y estilo de vida en consecuencia. Cada cuerpo es diferente, y lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra.

5/5 – (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?

Veronica Pereira

Últimas entradas de Veronica Pereira (ver todo)



Source link