Que caro cuesta ser diputado en RD

0
366


Hay que pensarlo muy bien antes de aspirar a diputado en República Dominicana, pues el gasto en campaña es un barril sin fondo, que solo el día de las votaciones, hay que disponer de cinco millones de pesos para ser distribuidos entre los APL, “Apoyo Logístico”.

Los diputados incurren en gastos superiores a los senadores, pues deben competir internamente por superar preferencialmente a sus compañeros y ganarle a los postulados por partidos contrarios. Hay circunscripciones en la provincia Santo Domingo, donde se escogen seis diputados y compiten más de 50.

En el caso de los senadores, es una candidatura por territorio, que cuenta con el respaldo institucional del partido, ayudados por los diputados y tienen menos competencia de sus contrarios.

GASTO DESDE EL ANUNCIO

Es incalculable el gasto en campaña de un candidato a diputado con posibilidades de ganar o por un partido competitivo.

También te puede interesar leer:

Alrededor de 127 millones de pesos hay que tener para un mitin de cierre de campaña

Se habla de un mínimo de 10 millones de pesos y no un hay un máximo, algunos cuentan que gastan entre 20, 30, 40 y hasta 50 millones de pesos, lo que es mucho para un individuo que gana un sueldo 175 mil pesos mensuales, 35 mil en gastos de representación, 45 mil en dieta, monto que incluye los viáticos por comisiones y sesiones y dos yipetas en cuatro años de elección.

Los gastos son en dos etapas: la primera, para competir internamente por la nominación partidaria y la segunda, cuando ya eres candidatos y concurre a las elecciones.

En los tiempos modernos, las transferencias bancarias electrónicas es el método por excelencia para fomentar el clientelismo.

Varios congresistas consultados explicaron a N Digital que en los momentos actuales, a cerca de 40 días para las elecciones, tienen un promedio de 20 transferencias diarias, que van desde depósito de dos mil, tres mil, cinco mil, 10 mil y hasta 20 mil pesos.

Aunque hay  poderosos, entre los que están banqueros de loterías y personas que se han enriquecido rápidamente, que depositan, 40, 50, 60  y hasta 100 mil a un solo destinatario.

Desde que amanece el día, hay que ir soltando dinero y regalando de todo, como electrodomésticos, colchones, estufas y tanques de gas, cinc y todo tipo de materiales de construcción.

Hay que reparar viviendas, comprar ataúdes y colaborar con el café y lo que se distribuye durante velatorios y hasta leer panegírico.

Te podría interesar:

En la provincia Santiago Rodríguez es muy famoso el diputado Nicolás López Tolentino (PRM), por acudir a todos los velatorios de esa demarcación y acompañar a familiares de un difunto hasta rezando el “Santo Rosario”.

Los repartos incluyen donar mesas de dominó, sillas, pagos de recetas, servicios de salud. En este punto, la amplitud del servicio del Sistema de Emergencias 911 ahorró a políticos el enorme y permanente gasto en ambulancia, que además de su costo, incluía mantenimiento, combustible y pago de dieta para el conductor y el ayudante.

Sin embargo, los gastos se reorientan en ayuda a equipos deportivos, culturales, de las iglesias, apadrinando bodas, bautizos, fiestas de cumpleaños, sacar efectos empeñados en compraventas, resolver conflictos con detenidos por agentes policiales en encuarteles.

Pero nunca puede faltar, el dinero para la compra de botellas de ron, la compra de piezas de vehículos dañados, el pago del taller, aportes para un emprendedor.

El mano a mano, es un bajadero utilizado por candidatos para tener contacto con la gente y no tener que incurrir en grandes gastos, aunque hay que dejar 500 cuando te encuentra con un grupo jugando dominó.

Diputado Amado Díaz (PRM) realiza recorido por Los Mameyes, Santo Domingo Este.

EL DIA D

En el último mes de la campaña, pero en especial, la última semana el gasto es prácticamente sin control y no puede faltar el efectivo.

El día de las elecciones, el promedio de gasto es de cinco millones de pesos distribuidos ente 500 dirigentes comunitarios y los APL (Apoyo Logístico),  que se encargan de llevar a votar a todos los potenciales  electores.

“El día de las elecciones, los APL te envían una foto, sentado debajo de un árbol, con el mensaje de que no le ha llegado ni un centavo y no puede moverse. A seguida, se hace efectivo el dinero y comienza el movimiento”, reveló un reconocido diputado a N Digital.

El dinero se reparte ente los dirigentes comunitarios y varía de acuerdo al nivel o poder de convocatoria, alrededor de 100 mil para el dirigente muy reconocido y de respeto, entre 40 y 60 para los activistas que se abren paso en el liderazgo comunitario.

De acuerdo al tamaño de  demarcación, se requiere del alquiler de entre 200 a 500 vehículos (motores, camionetas, yipetas), para la logística lleva a votar a la gente.




Source link