Posible cadena perpetua para sospechoso de accidente automovilístico donde murieron tres mujeres

0
627


Víctor Siharat, de 36 años, presunto responsable de la muerte de tres mujeres hispanas ha sido acusado de tres cargos de asesinato y un delito grave por conducir bajo la influencia del alcohol y podría ser condenado a cadena perpetua, si es hallado culpable.

El fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, George Gascón, dio a conocer la presentación de cargos contra Siharat, también residente de la ciudad de Pomona, donde el sábado por la noche ocurrió la tragedia.

Según las investigaciones preliminares, el sospechoso conducía su automóvil Toyota 4Runner con un nivel de alcoholemia en la sangre 0.15. Está detenido en la cárcel central para hombres del condado de Los Ángeles sin derecho a fianza.

En California es ilegal conducir si tiene en la sangre un Nivel de Concentración de Alcohol (BAC) superior a 0.08, si la persona tiene más de 21 años.

“Conducir bajo los efectos del alcohol y provocar lesiones [mortales], según nuestras pruebas, fue un flagrante desprecio por la seguridad de los demás”, dijo Gascón. “[A Siharat] se le acusó de pasarse a exceso de velocidad un semáforo rojo en la intersección”  de la avenida White y el bulevar Phillips.

Altar erigido en honor a las tres víctimas mortales en un accidente automovilístico.
Crédito: Jorge Luis Macías | Impremedia

De acuerdo con las investigaciones de la policía de Pomona, el presunto triple homicida manejaba muy por encima del límite de velocidad de 35 millas por hora.

“La acción del acusado no sólo fue imprudente, sino que estuvo impulsada por el consumo irresponsable [de alcohol] y como consecuencia este horrible accidente”.

En el percance fallecieron Lorena Morales, de 58 años, residente de Montclair; Alejandra Oláez, de 33, cuñada de Yesenia Ochoa, de 33, ambas residentes de Pomona.

En el frente del vehículo Toyota Corolla que manejaba la señora Morales, iba también su esposo, Juan Manuel García, quien se encuentra hospitalizado.

En el asiento trasero también viajaba Naomi, hija de la señora Oláez. La niña de 12 años sufrió heridas menores.

“Mi más sentido pésame para las familias y para toda la comunidad”, declaró Gascón. “Se trata de familias y amigos muy unidos que acababan de celebrar una fiesta en la anticipación de bienvenida a un bebé”.

Cuando ocurren este tipo de tragedias, una unidad de servicios a las víctimas de la fiscalía de distrito del condado trabajará con las familias.

Gascón declaró en rueda de prensa que el acusado, Víctor Siharat podría enfrentarse a cadena perpetua.

Cindy Ramos, prima de Yesenia Ochoa manifestó que las familias solo quieren justicia por los niños que quedaron huérfanos.

“Realmente, necesitamos justicia por lo que los niños están pasando; en cierto modo entienden, peor extrañan a sus madres y las madres de las víctimas extrañan a sus hijas, a sus primas y hermanas, y los maridos a sus esposas”.

Cindy describió que su prima se encontraba en el proceso de adoptar a su sobrino.

“¿Cómo este tipo pudo ser tan irresponsable?”, se cuestionó. “Fue muy desconsiderado…, es triste y muy terrible…, queremos que sea procesado en la extensión de la ley; tal vez sea un poco de consuelo”.

La fe de una madre

María Borda, madre de Yesenia acudió al mediodía del martes a orar frente al altar improvisado que se erigió en memoria de su hija, y la cuñada de esta, Alejandra Oláez.

Te podría interesar:

Ambas habían sido invitadas a un “Baby Shower” en honor a una sobrina de Lorena Morales, quien, la noche del sábado, se ofreció a llevarlas de regreso a Pomona.

“El carro de mi hija se descompuso en el camino y mi nieto fue por él, pero no tenía manera de remolcarlo”, narró a La Opinión, María Borda, originaria de Mexicali, Baja California

“Esa mañana mi “gordita” me decía que no tenía muchas ganas de ir porque estaba lloviendo, pero al final se fue al “Baby Shower”.

Con el semblante sereno, María contó que ella, “como buena cristiana, siempre las encomendaba a Dios a dondequiera que fueran”.

“Yo no sé cómo pasó este accidente; me duele el alma y trato de ser fuerte para mis hijos y mis nietos”, dijo. “Nosotros sabemos que cuando nos retiremos de este mundo nos vamos a ir con el Señor”.

Yesenia Ochoa tenía pocos meses de haber perdido a un bebé, y, de acuerdo con su madre, estaba triste y deprimida.

“Creo que por eso decidió finalmente ir al “baby shower”, contó a La Opinión. “Solamente les faltaban tres cuadras para llegar a su casa… Mi hija no sufrió y se fue con el Señor porque el impacto del choque fue donde ella iba”.

En memoria de Yesenia se abrió una cuenta GoFundMe: In loving memory of Yesenia Oláez. La familia pide ayuda de la comunidad latina para sufragar todos los gastos que se les vinieron encima, además del funeral.

Este domingo tendrán un lavado de autos frente a la iglesia San José, en la avenida Holt, a partir de las 11:00 a.m.

Yesenia era la quinta de siete hijos. Ella y su esposo, José Oláez, se encontraban en el proceso de adoptar a un sobrino Bryan González, de 11 años, hijo de su hermana Verónica que vive en Chicago.

De acuerdo con la afligida madre, era una mujer que siempre estaba alegre, le gustaba cantar su canción favorita “What’s Going On” de 4 Non Blondes, y anhelaba la unión de toda su familia.

Para Blanca, su hermana Yesenia, quien trabajaba como asistente dental era “la niña más hermosa que puedes encontrar. Era una niña cariñosa, atenta, amable, responsable. La que siempre ayudaba a todos. Si estás triste, te trata de consolar con sus chistes, con sus bromitas, siempre sonriendo, soñando, siempre bailando”.

Alejandra Oláez, cuñada de Yesenia fue otra de las víctimas fatales de la colisión ocurrida en la intersección de la avenida White y el bulevar Phillips en Pomona, donde es notorio que las divisiones de los carriles para automóviles no están pintados”.

Y, en entre las rejas derrumbadas de la casa a donde terminó estampado uno de los vehículos colisionados, la familia Campos dejó un mensaje: “Carta a las tres vidas inocentes perdidas. No me conocen, pero cuando escuché la noticia, mi familia y yo fuimos informados. Accidente tan sin sentido, sin sentido y prevenible”.

“Lamento que tu familia tenga que pasar por este dolor. Estamos de duelo con ustedes. Mi hermana falleció el 9 de febrero y tuvimos sus servicios el sábado. Mucha gente trajo hermosas flores para honrar a mi hermana. Tres hermosas vidas. Ahora traemos las flores para honrar tres hermosas vidas, arrancadas demasiado pronto. Espero que estas flores puedan traer una sensación de consuelo y amor. Aunque sea de un extraño, sus familias estarán en nuestros corazones y oraciones”: Familia Campos.

Por su parte, Jaime Oláez, primogénito y el mayor de tres hijos también pidió ayuda para recaudar dinero para los arreglos del funeral de su madre, Alejandra Oláez.

“Alejandra fue una madre trabajadora que dedicó la mayor parte de su vida al cuidado de sus hijos y casi nunca pasó tiempo sola. Mi madre fue verdaderamente una gran mujer, madre, hija y hermana. Les pido hoy que hagan una donación para ayudar a mi madre a descansar en paz.



Source link