MTA: Si no se aplica el peaje de congestión en Manhattan se congelarán varios proyectos de modernización del Subway

0
111



La Autoridad de Transporte Metropolitano (MTA) detalló esta semana los proyectos en todo el sistema del Subway, autobuses, Metro-North Railroad y Long Island Rail Road (LIRR) que están en riesgo, debido a las demandas que eventualmente podrían posponer o suspender las tarifas de congestión. 

Este nuevo “peaje” aprobado el año pasado y que entraría en vigencia después de la primavera, se plantea como una forma de evitar los trancones de tránsito, desde la calle 60 de Manhattan hasta el sur de la isla, con un cobro de $15 dólares por los vehículos que se desplacen durante el día y $3,75 durante la noche.

“Con las demandas que cuestionan el programa, los proyectos para mejorar nuestro sistema de transporte y más de 20,000 empleos corren el riesgo de sufrir retrasos o interrupciones”, aseguró el presidente de Construcción y Desarrollo de la MTA, Jamie Torres-Springer. 

Los ingresos previstos de $15 mil millones representan más del 50% de los fondos restantes en el Programa de Capital 2020-2024 del sistema de transporte.

Esta tarifa contribuiría con mil millones de dólares para comprar nuevos vagones de metro, nuevos vagones M9A para LIRR y Metro-North, modernas locomotoras para LIRR, lo que reduciría las emisiones contaminantes y actualizaría todo el sistema.

Además, los proyectos de modernización de señales vitales en la Línea Fulton en Brooklyn y la Línea 6 Av en Manhattan, ya han sido puestos en suspenso. Estos proyectos beneficiarían a más de 1,6 millones de pasajeros diarios e incluirían la instalación de un control de trenes basado en comunicaciones (CBTC) y la sustitución de 70 interruptores y 17 enclavamientos que datan de la década de 1930.

También está en riesgo las renovaciones de las estaciones en 7 Av ​​, East 149 St ​, 179 St ​, Briarwood ​​, 3 Av-138 St ​, Brook Av ​ y actualizaciones al sistema de anuncios públicos en más de 70 estaciones.

En riesgo el Subway en la Segunda Avenida

Las autoridades de la MTA también lamentan que los fondos provenientes de los precios de congestión permitirían la compra de más de 250 nuevos autobuses eléctricos y 11 estaciones de autobuses, en los cinco condados, para operar y mantener flotas de autobuses eléctricos.

Desde 2020, se están ejecutando proyectos para hacer que las estaciones sean accesibles cinco veces más rápido. Sin embargo, este ritmo está en riesgo ya que las mejoras de accesibilidad y las renovaciones pueden retrasarse o simplemente suspenderse.

Te podría interesar:

Los contratos futuros para avanzar en la Fase 2 del Metro de la Segunda Avenida dependen de la financiación procedente de los precios de congestión. Este proyecto, muy esperado por los residentes y empresas del este de Harlem que dependen del transporte público, creará tres nuevas estaciones accesibles en 106 St, 116 St y 125 St y aumentará la conectividad del transporte público en la estación 125 St, con conexiones a Metro- Trenes del norte y servicio de autobús M60 al aeropuerto de LaGuardia.

En el balance de la corporación de transporte se deja claro que “se corre el riesgo de afectar trabajos de reparación para actualizar viejas estaciones y la tecnología para la confiabilidad del sistema, a menudo ocultos al ojo público. La falta de inversión podría provocar interrupciones en plantas eléctricas y subestaciones“, precisó la MTA en un comunicado.

“Choque de trenes”

La tarifa de congestión sigue tropezando con fuertes críticas y enfrenta varias demandas federales, teniendo como principal “muro” las autoridades del vecino Estado de Nueva Jersey, que tratan de bloquearla por completo. Aunque se esperan nuevas acciones por parte de asociaciones de comercio, líneas de taxis y la minoría republicana en el Concejo y la Asamblea Estatal.

En la demanda se argumenta que el plan cargaría a sus residentes con un aumento alarmante del tráfico y contaminación del aire. Y daría un duro golpe al bolsillo de miles de sus residentes.

Ante este “choque de trenes” de opiniones, este martes varios defensores de los precios de congestión, junto con el senador estatal Andrew Gounardes y la asambleísta Jo Anne Simon, se manifestaron en la estación Smith-9th St en apoyo a esta política, que proporcionará fondos a las mejoras de accesibilidad para personas discapacitadas al sistema.

El grupo también instó a una resolución rápida de las demandas presentadas por el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy.

“Esta estrategia financiará mejoras de accesibilidad, como ascensores en las estaciones, no sólo para los pasajeros que usan sillas de ruedas, sino también para las personas mayores con movilidad limitada, los padres que empujan cochecitos, los pasajeros que llevan equipaje pesado o comestibles. Es un plan que no puede esperar más. Es hora de hacerlo“, remató Gounardes.

El dato:

  • 20,000 empleos sindicalizados de calidad se proyectan crear para los próximos años para los grandes proyectos de modernización de las estaciones del Subway más deterioradas en la Gran Manzana.



Source link