Milicias de Irak afirman que todavía hay desaparecidos tras los bombardeos en represalia de Estados Unidos

0
105



La agrupación de milicias progubernamental Multitud Popular, cuyos cuarteles fueron objetivo de los bombardeos de represalia de Estados Unidos al oeste de Irak, denunciaron que continúan la búsqueda de “cadáveres de varios desaparecidos” en esos ataques contra grupos proiraníes en el país.

“Esta agresión provocó la muerte de 16 personas y heridas a otras 36, mientras continúa la búsqueda de los cadáveres de varios desaparecidos“, dijo en un comunicado la agrupación de milicias, integrada de facto desde 2016 en las Fuerzas Armadas iraquíes.

Asimismo, condenó la “flagrante violación de la soberanía iraquí” y el ataque contra “sus servicios de seguridad oficiales”, mientras que indicó que los bombardeos también afectaron a varias residencias civiles.

La Multitud Popular es una alianza integrada por milicias de varias sectas, suníes y cristianos, pero dominada por grupos chiíes leales a Irán, que forman parte de la autodenominada Resistencia Islámica en Irak, que se atribuyó el ataque que mató a tres soldados de Estados Unidos en Jordania el pasado domingo.

Esa acción provocó la noche del viernes la primera fase de la represalia de Washington contra esos grupos, que desde el estallido de la guerra en Gaza han reivindicado más de 150 ataques contra posiciones norteamericanas en Irak y en Siria, algo que ha provocado anteriores respuestas de Estados Unidos.

Según la Multitud Popular, los bombardeos estadounidenses de anoche tuvieron como objetivo un cuartel móvil de operaciones de la agrupación, posiciones de artillería, vehículos de combate blindados, un batallón de tanques y un hospital militar en el que murieron cinco personas.

Te podría interesar

Asimismo, también fueron atacadas dos posiciones de la 45ª Brigada de la Multitud, correspondiente a la poderosa milicia Kataib Hezbolá, buque insignia de la Resistencia Islámica en Irak y a la que Washington responsabiliza de lanzar el dron que mató a sus tres soldados en Jordania.

Precisamente, tras el ataque en Jordania, Kataib Hezbolá anunció la suspensión de sus operaciones contra las tropas estadounidenses en Oriente Medio para “evitar avergonzar al Gobierno iraquí”, que en los últimos meses ha tratado sin éxito de controlar a las milicias para evitar un nuevo conflicto derivado de la guerra en Gaza.

Sigue leyendo:



Source link