Más de 20 muertos y varios atrapados tras un derrumbe e intensas lluvias en la India

0
294


Las lluvias torrenciales en el noreste de la India, remanente del ciclón Reman que azotó la Bahía de Bengala en fin de semana, causaron la muerte de al menos 21 personas, tras el derrumbe de varias viviendas próximas a una cantera de piedras, donde se presumen quedan otras seis personas atrapadas.

El incidente que causó las muertes se produjo esta mañana en las afueras de Aizawl, capital del estado indio de Mizoram, donde las casas colapsaron debido a las intensas precipitaciones.

“El número total de fallecidos es de 21, incluyendo dos niños”, informó a EFE Anil Shukla, director General de la Policía de Mizoram. “Se teme que entre cinco y seis personas aún permanezcan atrapadas bajo los escombros, por lo que los equipos de rescate continúan trabajando arduamente para localizarlas y rescatarlas”, agregó.

Shukla explicó que el derrumbe afectó a viviendas adyacentes a una cantera de piedra que se encontraba inactiva desde hace casi tres décadas. Las fuertes lluvias asociadas al ciclón Remal, que tocó tierra el domingo, provocaron deslizamientos de tierra que afectaron varias carreteras de la región.

Ante la situación, las autoridades de Mizoram decretaron este martes el cierre de todas las oficinas públicas y recomendaron el teletrabajo para las empresas privadas que lo permitieran. Además, el jefe de Gobierno estatal, Lal Duhoma, anunció una compensación de 400.000 rupias (unos 5.000 dólares) para las familias de las víctimas mortales.

Varias carreteras de la región, que estaba hoy bajo alerta por las lluvias, se han visto afectadas por deslizamientos de tierra, según las autoridades.

El Departamento de Meteorología de la India (IMD) advirtió en su último boletín sobre la persistencia de “fuertes precipitaciones” y vientos de hasta 60 kilómetros por hora en Mizoram y otros estados del noreste del país, donde la tormenta se ha convertido en una depresión tropical.

Te podría interesar:

El ciclón Remal causó estragos a su paso, dejando un saldo de 10 muertos en Bangladés y cuatro en la India. Esto daría un total de 35 muertos, si incluyese las víctimas de hoy, por los eventos relacionados con la tormenta del domingo, que comenzó a debilitarse ayer mismo.

Puedes leer: La crisis climática amenaza la vida de millones en Latinoamérica, según ONU

En Bangladés, se estima que 3,7 millones de personas fueron afectadas, 35.483 viviendas quedaron completamente destruidas y 114.992 sufrieron daños parciales, según el Ministerio de Gestión de Desastres.

En India, las lluvias torrenciales provocaron inundaciones, derribaron decenas de árboles y destruyeron muros de algunas casas por la fuerza del viento.

Los equipos de rescate continúan trabajando en la zona del derrumbe para localizar y rescatar a las personas desaparecidas, mientras las autoridades locales han pedido a la población que extreme precauciones y siga las instrucciones ante el persistente riesgo de lluvias y deslizamientos de tierra.

EFE

video
play-sharp-fill



Source link