Gobernador Newsom amenaza con dejar a indocumentados sin cuidado en el hogar #FVDigital

0
47



Defensores de la salud en California unieron fuerzas para oponerse a los recortes que el gobernador Gavin Newsom ha planteado en su presupuesto 2024-25, el cual contemplan quitar los Servicios de Cuidado de la Salud en el Hogar (IHSS) para los inmigrantes indocumentados que sufren de algún tipo de discapacidad.

En una conferencia de prensa, urgieron a la legislatura a rechazar la propuesta del gobernador para eliminar los servicios de apoyo en el hogar para los indocumentados.

Se estima que arriba de 2,000 inmigrantes indocumentados podrían verse impactados y eliminaría la posibilidad de beneficiar a miles más en los próximos años. Al dejar a los inmigrantes indocumentados fuera del IHSS, el gobernador pretende ahorrarle al estado, alrededor de $94 millones.

El IHSS es un beneficio de MediCal que se comenzó a dar a los inmigrantes indocumentados a partir de la ampliación de MediCal, en 2016 desde el nacimiento hasta los 18 años; en el 2020, a quienes tienen entre 19 y 25 años; en el 2021 a los mayores de 50 años, y a partir de este año, al grupo de edad entre los 26 y 49 años.

Dania Perea Alonso, una joven inmigrante indocumentada de Fresno, dice que el IHSS le ha ayudado con asistencia médica en su su discapacidad para ver y escuchar.

Afirma que si se elimina el programa IHSS no solo le causará estrés sino que a ella y a otras familias las obligará a pagar de su bolsa el cuidado médico, y a escoger entre esto y el pago de servicios, la vivienda y la comida.

“La posibilidad de que me lo quiten me hace sentir asustada, enojada y ansiosa sobre mi futuro. Los inmigrantes indocumentados tenemos el derecho de recibir ayuda tanto como los otros. La discapacidad no es algo que escogimos, por qué hacérnosla más difícil”.

Mayde Pineda de Fresno, quien utiliza el IHSS para cuidar a su madre, una inmigrante indocumentada de Filipinas que es legalmente invidente, dice que la eliminación del programa las pondría en una situación difícil.

“No hay ningún otro programa que mi mamá pueda usar o del que pueda beneficiarse. Si se lo quitan, no podremos cuidarla sin sufrir dificultades importantes, ya que dependemos del apoyo brindado a través de IHSS para garantizar que reciba la asistencia diaria necesaria para su bienestar”.  

Los defensores y proveedores de salud coinciden en que estos recortes podrían tener impactos devastadores y de gran alcance en las comunidades de color de todo el estado.

“Recortar el programa IHSS para los californianos indocumentados es peligroso porque puede generar implicaciones de carga pública que pondrían a nuestros seres queridos en riesgo de deportación”, dice Masih Fouladi, director ejecutivo del Centro de Políticas de Inmigrantes de California (California Immigrant Policy Center). 

“Pedimos al gobernador y a la legislatura que defiendan nuestros valores por una ‘California para todos’ y que no le den la espalda a algunas de nuestras comunidades más vulnerables”.

Te podría interesar:

Casi la mitad de los proveedores de cuidado en el hogar en California son inmigrantes, y se pusieron felices cuando MediCal se amplió en California para darles un cuidado de salud a aquellos atrapados en un sistema roto de migración en la nación.

“Ellos ahora se sienten traicionados por la exclusión propuesta. Estamos hablando de  atención domiciliaria crítica, que le cuesta al estado mucho menos que el cuidado institucional”, dice Arnulfo de la Cruz, presidente del Sindicato Internacional de Trabajadores de los Servicios (SEIU) en California y del local 2015.

Kiran Savage-Sangwan, directora de la California Pan-Ethnic Health Network (CPEHN) afiorma que estos servicios permiten a las personas mayores y con discapacidad satisfacer sus necesidades básicas en casa, en lugar de ser institucionalizadas o sufrir sin atención. 

“Los trabajadores agrícolas, de la construcción y otros trabajadores indocumentados esenciales construyeron, alimentaron y apoyaron a California durante décadas. No podemos darles la espalda ahora”. 

La propuesta de presupuesto de mayo presentado por el gobernador incluye recortes profundos a programas críticos que apoyan a las poblaciones más vulnerables para cerrar la caída presupuestal proyectada en $27,600 millones.

Los programas que Newsom propone dramáticamente recortar son además de los Servicios de Apoyo en el Hogar para los indocumentados, Calworks que ayuda con dinero en efectivo a las familias con hijos, el sistema de respuesta urgente familiar y el programa de becas a la salud india.

Estos afectarán de manera desproporcionada a los jóvenes de los hogares de crianza, personas con discapacidad, comunidades inmigrantes, estudiantes y familias con hijos pequeños.

Cerrar cárceles, alternativa para evitar recortes

En una nota aparte, la organización California Budget and Policy Center recomendó el cierre de cinco prisiones estatales de California para compensar estos recortes. 

La sugerencia la hicieron basado en un análisis de la Oficina del Analista Legislativo (LAO) que estima que California puede cerrar de forma segura hasta cinco cárceles, dada la enorme cantidad de camas vacías en el sistema (casi 15,000). 

El cierre de cinco prisiones equivale a mil millones de dólares en ahorros anuales continuos. Estos mil millones de dólares en curso pueden financiar hasta 13 programas de salud y redes de seguridad que la revisión de mayo propone recortar indefinidamente.

video
play-sharp-fill



Source link