El líder supremo de Irán preside el acto de conmemoración al fallecido presidente Raisí

0
136


El líder supremo de Irán, Ali Jameneí, presidió este sábado una ceremonia de conmemoración al fallecido presidente del país Ebrahim Raisí en Teherán, y enfatizó que la masiva participación de los iraníes en los actos fúnebres de los últimos días son una muestra de apoyo a la República Islámica.

Raisí se basó en las consignas de la revolución y en las palabras del Imam (Ruholah Jomeini, fundador de la República Islámica) desde el principio, cuando comenzó a hacer campaña para las elecciones, y el mundo entero lo conocía como el presidente de la revolución”, afirmó Jameneí en su discurso ante cientos de personas, entre ellas, autoridades políticas y militares del país, presentes en el ‘Hoseinie de Imam Jomeini’, en el sur de Teherán, informó la agencia IRNA.

Leer mas: Irán: helicóptero de Raisi se incendió poco después de estrellarse, no hay indicios de ataque

“Los magníficos funerales demostraron que la nación iraní está viva”, sostuvo Jameneí al hacer referencia a la masiva participación de los iraníes en los actos fúnebres de Raisí y sus siete acompañantes que murieron en el accidente de helicóptero, el domingo.

Así rechazó las “propagandas y afirmaciones de los enemigos de que el pueblo se ha alejado de la República Islámica”.

“Este incidente, ante los ojos del mundo y en la práctica, demostró el apego y la lealtad de la nación iraní al presidente y los que materializan las consignas de la revolución”, aseveró el líder iraní durante el acto de conmemoración a la que también asistieron una docena de embajadores y representantes de países extranjeros.

Te podría interesar:

En Irán las concentraciones públicas tienen una gran importancia política y social ya que fueron uno de los factores decisivos en la victoria de la Revolución Islámica en 1979.

Irán enterró el jueves a su fallecido presidente ultraconservador en un importante mausoleo religioso de la ciudad de Mashad, en el tercer día de masivos funerales que contaron con una recepción a la que asistieron delegaciones de unos 60 países.

Raisí había llegado a la presidencia de Irán en 2021, al ganar las elecciones que contaron con un 48 % de participación, la menor en unos comicios presidenciales en la historia de la República Islámica.

Durante su mandato se intensificó la represión contra críticos, activistas y periodistas, y en especial contra las mujeres por la falta de uso del velo, lo que provocó las mayores protestas contra la República Islámica en años y que se saldaron con 500 muertos.

video
play-sharp-fill



Source link