Cuestionamientos sobre política llamada “ciudad santuario”

0
141


Tras una reciente serie de crímenes de alto perfil asociados con inmigrantes, surgen nuevos cuestionamientos sobre la política llamada “ciudad santuario”, que limita la cooperación entre las agencias de la ciudad y el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, conocido como ICE.

En particular, el incidente en Midtown en el que dos oficiales de policía fueron golpeados y pateados por un grupo de personas ha hecho que algunos funcionarios electos pidan un castigo más severo.

La semana pasada, la gobernadora Hochul  dijo que cualquier inmigrante involucrado en un ataque contra la policía debería ser deportado.

El alcalde Adams está de acuerdo, pero asegura que sus manos están atadas.

Adams cree que deben deportarlos una vez sirvan su sentencia, pero que no tiene el poder ya que hay una ley vigente en la ciudad que él no aprobó.

Se refiere a la normativa del 2014, cuando el entonces alcalde Bill de Blasio promulgó el proyecto de ley que limita la cooperación entre la ciudad y las autoridades migratorias federales.

Te podría interesar:

De Blasio manifestó que esto era en respuesta a la aplicación generalizada de las leyes de inmigración, aunque hay excepciones para aquellos condenados por crímenes violentos o delitos graves.

El alcalde Adams indica que cualquier cambio a la ley tendría que producirse en el concejo municipal.

Mientras tanto, un grupo de legisladores republicanos y demócratas conservadores está solicitando que se reestablezca la cooperación sin limitaciones entre ICE y la ciudad.

Ellos participaron este lunes en una manifestación en Times Square a la que se unió un representante de ICE.



Source link