Costa Rica declara emergencia sanitaria por gusano barrenador

0
229


El Gobierno de Costa Rica declaró este miércoles emergencia sanitaria por la detección de al menos 203 casos del gusano barrenador en el ganado, caballos, cerdos, ovejas y perros.

El decreto de emergencia, con el que se pretende prevenir, controlar y erradicar la enfermedad, fue anunciado por el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, durante su conferencia de prensa semanal posterior al consejo de Gobierno.

El gusano barrenador es una enfermedad causada por las larvas de la mosca Cochliomyia hominivorax (Coquerel) que deposita sus huevos en cualquier herida abierta de un animal de sangre caliente, incluyendo a las personas, horas después de que se han depositado, nacen los gusanos los cuales se alimentan del tejido vivo.

“El objetivo principal de este decreto es contar con los insumos necesarios para evitar la diseminación de esta enfermedad en el territorio nacional, salvaguardar la salud de las personas, animales de producción y domésticos, y animales silvestres”, indicó el director del Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa), Luis Matamoros.

Según los datos del Senasa, se han detectado 203 casos de gusano barrenador en los últimos meses, de los cuales hay 5 activos y 198 han sido controlados. Los casos se han presentado en diversas zonas del país, pero principalmente en el sur, cerca de la frontera con Panamá.

Con el fin de erradicar el gusano barrenador, las autoridades han realizado una vigilancia activa en las fincas donde se detectan casos y se atienden las denuncias sospechosas en subastas ganaderas, farmacias veterinarias y casas de habitación.

Como parte de las medidas de control ejecutada por el Senasa, se están dispersando alrededor de 15 millones de moscas de machos estériles y se colocaron trampas para identificar la presencia de la mosca con la finalidad de definir las áreas afectadas y establecer las medidas de control.

Te podría interesar:

Las autoridades también solicitan a los transportistas detenerse en puestos de control para la revisión de los animales y verificar que no presenten gusaneras o heridas.

“Tenemos que incrementar la vigilancia, monitoreo y control en los animales, cuando se detecte un animal afectado no se debe movilizar y su atención inmediata es muy importante, porque al curar la herida, estamos evitando que las larvas se conviertan en moscas que puedan seguir propagando la enfermedad“, comentó el jefe del Departamento de Epidemiología del SENASA, Alexis Sandí.

Costa Rica instalará nuevos puestos de control en carretera, para la inspección de los animales transportados, ubicará más personal de campo atendiendo denuncias, y coordinará con servicios veterinarios de México y de los países de Centroamérica para fortalecer las medidas sanitarias de control en la región. 

Fehaciente, fidedigno y fácil. Agencia de noticias multimedia en español. 



Source link