Construir un camino hacia  la propiedad de vivienda

0
118



Durante mucho tiempo, la propiedad de vivienda ha sido considerada sinónimo  del “sueño americano”. Más allá de representar un refugio, nuestras viviendas , son fundamentales para la vida familiar y para construir comunidades sólidas.

El impacto económico de la propiedad de vivienda tampoco puede pasarse por alto. Las viviendas son la mayor fuente de riqueza para los estadounidenses, — adquirirlas es uno de los pasos más importantes que las personas pueden tomar para crear riqueza generacional y asegurar el futuro financiero de su familia. De hecho, según el último estudio de compradores de vivienda por primera vez de Chase, es probable que más de la mitad (58%) de los encuestados compre una vivienda en los próximos 12 meses y el 70% considera que ser propietario de vivienda es un paso importante para generar riqueza.

Si bien ser propietario de una vivienda es una meta para muchos, puede sentirse fuera del alcance para aquellos que han enfrentado barreras para convertirse en propietarios de vivienda en el pasado. La buena noticia es que hoy existen muchos recursos disponibles para ayudar a las personas a comprar una vivienda y permanecer allí mientras lo deseen.

Estos son tres consejos importantes para ayudarte a calificar para una hipoteca de  vivienda propia.

  1. Construye y mejora tu crédito.

Es importante saber cuál es tu posición para poder hacer un plan para mantener, mejorar o construir tu crédito. En general, un puntaje de crédito más alto significa que podrás calificar para las tasas de interés más competitivas, lo que podría ayudarte a ahorrar significativamente. Puedes obtener una copia de tu informe de crédito de forma gratuita en annualcreditreport.com, o consultar tu puntaje a través de tu institución financiera.

Si tienes un puntaje de crédito bajo, puedes trabajar para aumentarlo al pagar los saldos de tarjetas de crédito y préstamos y al realizar pagos de facturas a tiempo. Evita abrir o buscar cualquier tarjeta de crédito o préstamo nuevos mientras estás en el proceso de comprar una vivienda, ya que las verificaciones de crédito requeridas reducirán tu puntaje e incrementarán tu proporción deuda-ingreso.

Al solicitar un préstamo hipotecario, se te solicitará enviar un historial de pago para demostrar que tienes un ingreso estable. Si estás pensando en cambiar de trabajo antes de comprar una vivienda o durante el proceso de compra, considera esperar hasta que hayas realizado el cierre en tu vivienda.

2. Ahorra para un pago inicial y busca recursos financieros.

Es un error común pensar que debes pagar el 20% del precio de la vivienda como pago inicial; hay muchas opciones de pago inicial más bajas disponibles, como la hipoteca Chase’s DreaMaker, que podría calificarte para pagos iniciales tan bajos como el 3%. Sin embargo, ten en cuenta que cuanto más pagues por adelantado, menor será tu pago mensual de hipoteca. Busca calculadoras de hipoteca por internet o habla con un profesional de préstamos para tener una idea de cómo los diferentes pagos iniciales podrían afectar tu hipoteca.

Te podría interesar:

Tómate el tiempo para investigar los recursos financieros que puedan estar disponibles para ti. Muchos gobiernos estatales y locales ofrecen programas para compradores de vivienda por primera vez, que alientan a los residentes a comprar dentro de su estado natal, con incentivos que pueden incluir cubrir un pago inicial o tasas de interés más bajas. Los recursos financieros respaldados por el prestamista también pueden estar disponibles.

3. Encuentra la opción de hipoteca apropiada para ti.Hay muchas opciones que se adaptan a todos los estilos de vida y presupuestos. Una hipoteca convencional a 30 años es la más común, pero también puedes obtener un plazo de préstamo de 10, 15 o 20 años.

Algunas hipotecas tienen una tasa de interés fija, lo que significa que no cambia durante la vigencia del préstamo. También hay hipotecas de tasa ajustable que suelen ofrecer tasas de interés más bajas al principio, pero se ajustan a ciertos intervalos con el tiempo, por lo general incrementando tu pago total. Comunícate con un profesional de préstamos que pueda ayudarte a entender tus opciones.

Conclusión

Comenzar el proceso de compra de vivienda puede parecer abrumador, pero no tienes que hacerlo solo. Existen muchas herramientas, recursos y profesionales dedicados a ayudarte a lograr la meta de ser propietario de vivienda.

Para obtener más consejos e información sobre la compra de vivienda, visita chase.com/es/personal/mortgage y prueba el Buscador de Asistencia para Compradores de Vivienda en chase.com/es/personal/mortgage/affordablelending. 



Source link