cómo diferenciar y tratar dos patologías genitourinarias comunes entre las mujeres

0
74


La candidiasis y la cistitis son dos afecciones genitourinarias que pueden causar molestias en las mujeres, pero es importante reconocer las diferencias entre ellas para obtener el tratamiento adecuado. El día de hoy aprenderemos a diferenciar y tratar la candidiasis y la cistitis, proporcionando consejos útiles para aliviar y prevenir futuras infecciones.

¿Qué es la candidiasis y la cistitis?

La candidiasis es una infección causada por el hongo Candida albicans, que suele estar presente de forma natural en el cuerpo. Sin embargo, cuando el equilibrio de la microbiota se altera, el hongo puede proliferar y causar síntomas incómodos en la zona vaginal. Por otro lado, la cistitis es una inflamación de la vejiga causada principalmente por la bacteria Escherichia coli, que puede ingresar al tracto urinario y provocar infecciones.

Diferencias en los síntomas

Una forma de diferenciar la candidiasis de la cistitis es prestando atención a los síntomas característicos de cada una. En el caso de la candidiasis, es común experimentar picazón intensa en la vagina y enrojecimiento e hinchazón de la vulva. También puede haber una secreción vaginal espesa y blanca, similar al requesón. En contraste, la cistitis se caracteriza por una sensación de ardor al orinar, ganas frecuentes y urgentes de ir al baño, y dolor en la parte baja del abdomen. Además, puede haber presencia de sangre en la orina.

Causas y factores de riesgo

Las causas de la candidiasis y la cistitis pueden variar. La candidiasis puede ser desencadenada por factores como cambios hormonales, uso prolongado de antibióticos, diabetes no controlada, embarazo o sistema inmunológico debilitado. Por otro lado, la cistitis suele ser causada por la bacteria Escherichia coli, que puede ingresar al tracto urinario a través de la uretra. Los factores de riesgo para desarrollar cistitis incluyen la actividad sexual, la falta de higiene adecuada, retener la orina durante mucho tiempo y la menopausia.

Tratamiento de la candidiasis

El tratamiento de la candidiasis generalmente implica el uso de antifúngicos tópicos o sistémicos para eliminar la infección por hongos. Estos medicamentos pueden estar disponibles en forma de cremas, óvulos vaginales o tabletas orales. Además del tratamiento farmacológico, se recomienda mantener una buena higiene íntima, usar ropa interior de algodón y evitar la exposición a productos irritantes como jabones perfumados o duchas vaginales. También se puede considerar el uso de probióticos para restaurar el equilibrio de la flora vaginal.

Tratamiento de la cistitis

La cistitis generalmente se trata con antibióticos para eliminar la bacteria causante de la infección. Es importante completar el curso completo de antibióticos recetados por el médico para asegurarse de eliminar completamente la infección. Además del tratamiento farmacológico, se recomienda beber abundante agua para ayudar a eliminar las bacterias del sistema urinario. También es importante orinar con frecuencia y vaciar completamente la vejiga para prevenir la proliferación de bacterias.

Consejos para aliviar y prevenir la candidiasis y la cistitis

Existen medidas que se pueden tomar para aliviar los síntomas y prevenir futuras infecciones de candidiasis y cistitis. Aquí hay algunos consejos útiles:

Te podría interesar:

Candidiasis:

  • Lavar la zona vulvar con jabones suaves y sin fragancias.
  • Evitar el uso de ropa interior ajustada y preferir prendas de algodón.
  • Mantener la zona genital seca y limpia.
  • Evitar el uso de productos irritantes como duchas vaginales y jabones perfumados.
  • Consultar a un médico o farmacéutico para obtener un tratamiento específico y probióticos para restaurar el equilibrio de la flora vaginal.

Cistitis:

  • Mantener una buena higiene íntima, lavando la zona genital adecuadamente.
  • Beber suficiente agua para mantener el sistema urinario saludable.
  • Vaciar completamente la vejiga al orinar y evitar retener la orina durante mucho tiempo.
  • Orinar después de tener relaciones sexuales para eliminar cualquier bacteria que pueda haber ingresado al tracto urinario.
  • Consultar a un médico para obtener un tratamiento adecuado y prevenir complicaciones.

Prevención de futuras infecciones

Para prevenir futuras infecciones de candidiasis y cistitis, es importante seguir algunas medidas preventivas:

  • Mantener una buena higiene íntima.
  • Evitar el uso de productos irritantes en la zona genital.
  • Usar ropa interior de algodón y evitar prendas ajustadas.
  • Beber suficiente agua y mantener una dieta equilibrada.
  • Orinar con frecuencia para evitar la proliferación de bacterias.
  • Evitar el uso prolongado de antibióticos, a menos que sean recetados por un médico.

¿Le resultó útil este artículo?

Angie Bravo

Últimas entradas de Angie Bravo (ver todo)



Source link