¡9 errores de limpieza que nunca debes cometer!

0
302


La limpieza y las tareas del hogar pueden no ser las actividades favoritas de todos, pero son necesarias para mantener un hogar limpio y ordenado. Sin embargo, es importante asegurarse de hacerlo de manera eficiente y evitar cometer errores que puedan dañar tus superficies o hacer que el proceso sea más tedioso de lo necesario.

1. Productos de limpieza incorrectos

Una de las principales equivocaciones en la limpieza es el uso de productos inapropiados para cada tarea. Por ejemplo, no debes utilizar limpiadores agresivos en una placa de cocina de cerámica o en superficies delicadas como un fregadero. Además, es importante utilizar esponjas o paños suaves para evitar rayar las superficies. En casos de suciedad persistente, puedes hacer espuma con agua y dejar que actúe antes de limpiar suavemente. Al limpiar, es recomendable seguir un movimiento en forma de «S» o «Z» para asegurarte de eliminar todos los gérmenes y suciedad sin esparcirlos.

2. Limpiar sin un plan

Otro error común es comenzar a limpiar sin un plan o un orden específico. Es importante tener en cuenta el flujo de trabajo y comenzar por las tareas que puedan ensuciar otras áreas. Por ejemplo, es recomendable limpiar el polvo antes de aspirar, ya que el polvo de los muebles puede caer al suelo y requerir una segunda pasada de aspiradora. Del mismo modo, al limpiar el baño, es importante comenzar desde arriba y limpiar hacia abajo. Organiza tus tareas de manera lógica y asegúrate de completarlas en el orden adecuado para maximizar tu eficiencia.

3. Olvidar limpiar elementos clave

A menudo, se olvidan de limpiar elementos importantes que son tocados o utilizados con frecuencia. Algunos de estos elementos incluyen los teléfonos, los interruptores de luz, los pomos de las puertas y los controles remotos. Estas superficies pueden acumular gérmenes y bacterias, por lo que es importante limpiarlas regularmente. Puedes utilizar alcohol para desinfectar estas áreas. Además, es necesario limpiar el cubo de basura periódicamente para evitar malos olores. Simplemente enjuágalo con agua y detergente, y déjalo secar. Lo mismo aplica para el refrigerador, donde se deben eliminar los restos de comida o derrames de forma regular.

4. Descuidar los azulejos y salpicaderos

Es común olvidar limpiar los azulejos de cocina y los salpicaderos, pero estos espacios acumulan suciedad y gérmenes al igual que otras superficies. Los azulejos de la cocina pueden ensuciarse con grasa y alimentos, mientras que los del baño pueden estar expuestos a productos cosméticos y polvo. Es importante limpiarlos regularmente para mantenerlos limpios y en buen estado.

5. Limpiar las ventanas en el momento equivocado

Muchas personas tienden a limpiar las ventanas en días soleados, pensando que el sol ayudará a que se sequen más rápido y se vean mejor. Sin embargo, esto puede llevar a que el producto de limpieza se seque rápidamente y deje marcas en el vidrio. Lo mejor es limpiar las ventanas temprano en la mañana o al atardecer, evitando la luz solar directa.

Foto Freepik

6. Desinfectar los trapos y esponjas

Otro error común es simplemente enjuagar los trapos y esponjas después de su uso, en lugar de desinfectarlos para reutilizarlos de manera óptima. Es importante asegurarse de que los trapos y esponjas estén limpios después de cada uso. Puedes lavarlos en la lavadora para eliminar las bacterias y garantizar su higiene en el próximo uso.

7. No ventilar adecuadamente

Antes de comenzar a limpiar, es importante ventilar adecuadamente tu hogar para renovar el aire. Abre las ventanas y sacude las fundas de los sofás y las sábanas para eliminar el polvo. También es importante dejar las puertas de los armarios abiertas durante la ventilación para evitar la acumulación de olores y ácaros. Una vez que todo esté bien ventilado, puedes continuar con las tareas de limpieza, como cambiar las sábanas o las fundas de los sofás.

Te podría interesar:

8. Aplicar limpiador directamente sobre los muebles

Al limpiar los muebles, es común aplicar el producto de limpieza directamente sobre la superficie. Sin embargo, es mejor humedecer un paño con el producto de limpieza y limpiar los muebles de esa manera. Esto garantizará un uso más efectivo del producto y un mejor cuidado de la superficie del mueble.

9. Cargar incorrectamente el lavavajillas

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos más útiles en el hogar, pero es importante cargarlo correctamente para obtener los mejores resultados. Un error común es colocar ollas y sartenes grandes en la parte inferior del lavavajillas, lo que dificulta la limpieza de los vasos y utensilios de cocina en la parte superior. Es recomendable lavar las ollas grandes a mano o utilizar un programa específico para garantizar una limpieza óptima de todos los elementos.

¿Le resultó útil este artículo?

Veronica Pereira

Últimas entradas de Veronica Pereira (ver todo)



Source link