Procuradora percibe "cierto patrón" en muertes de retenidos por agentes policiales

0
136

La procuradora general de la República, Miriam Germán Brito, se pronunció al respecto de los recientes casos de ciudadanos que han perdido la vida  de estar retenidos en cuarteles policiales.

Germán señaló que percibe “un cierto patrón” en la manera que esos sucesos ocurrieron, y aseguró que es una conducta que “no se puede permitir”.

Asimismo, la procuradora dio órdenes a la Dirección General de Persecución del Ministerio Público  que coordine con las fiscalías competentes las investigaciones de los hechos ocurridos.

“Entendemos perfectamente la indignación de la sociedad. Estamos a la espera de los resultados de investigaciones que están en curso en las distintas jurisdicciones del país. Hemos instruido a la Dirección General de Persecución del Ministerio Público que fortalezca las investigaciones de estos casos en los cuales se avizora un cierto patrón de conducta que no podemos permitir”, dijo.

una reunión de trabajo con la titular de esa institución y la procuradora adjunta, Yeni Berenice Reynoso, Brito planteó que, si alguno de los casos lo requiere, se fortalezca los equipos de fiscales que investigan cada hecho en la jurisdicción correspondiente.

“Como a todos en nuestra sociedad, esta situación genera un gran dolor, porque se trata de hechos que causan indignación, dolor y vergüenza”, explicó Germán Brito tras sostener una reunión con Reynoso.

Brito recordó que el Ministerio Público mantiene el firme compromiso de asegurar que estos casos que apuntan a posibles violaciones de Derechos Humanos y a brutalidad de la autoridad policial se investiguen, siempre con la responsabilidad y objetividad que amerita cada caso, someter a la justicia a los responsables de los hechos sin importar quién sea el responsable.

Los casos

Estas declaraciones de Brito fueron ofrecidas en medio del repudio que ha causado las muertes de tres hombres bajo custodia policial siendo el más reciente el de David de los Santos, de 24 años.

De acuerdo con declaraciones de familiares, el joven se autolesionó en el destacamento en el que estaba detenido, pero el certificado de defunción entregado por el Ministerio de Salud Pública a los familiares del joven estableció que se trató de un homicidio, causado por un trauma craneoencefálico.

Anteriormente murieron también bajo custodia policial José Gregorio Custodio, de 37 años, el 17 de abril, y Richard Báez, de 30 años, el 5 día de ese mismo mes, según denuncias de sus familiares.



Fuente LD

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.