Puritas Restaurant, la casa dominicana en Miami

0
141

Hace 23 años una mujer zarpó de República Dominicana hacia los Estados Unidos llena de sueños y miedos, pero impulsada por su gran amor, y aunque las cosas no han sido fáciles, exhorta a quien se le acerca a seguir adelante y dar la batalla por sus sueños tal y como ella lo hizo.

Pura de la Cruz Abreu se marchó de su tierra siendo una de las estilistas más solicitadas en su lugar de residencia, que para ese entonces era Arroyo Hondo, pero logró permanecer junto a su esposo Mariano Abreu quien vivía en la ciudad de Miami, ambos con 30 años de casado testifican al mundo que “si se puede amar hasta que la muerte los separe”.

La señora, llamada cariñosamente “Purita”, es una dominicana que con su buen corazón, valentía y ganas de superarse abrió en el estado de Florida una casa para sus compatriotas con “Puritas Restaurant”.

Al momento de entrar al local se vuelve inevitable no sentirse en tierra dominicana gracias a la ambientación que Purita junto a su pareja decidió en su emprendimiento. El merengue que suena al entrar, la bandera nacional adornando cada plato, los detalles de güira, tambora, maracas, pero sobre los tradicionales platos del restaurante.

Según la dominicana, el secreto de su establecimiento es el atractivo menú.

“Aquí viene el dominicano, cualquier latino y el gringo por mi comida, porque aquí encontrarán el chivo, el rabo, los cuatro golpes, la bandera, sancocho, asopao, los dulces típicos, el jugo de tamarindo, morir soñando, lo dominicano”, dijo De la Cruz quien a pesar de los compromisos, ella misma entra a la cocina y comienza hacer su magia.

La voz de la dominicanidad de ese local se ha expandido a ciertos niveles superiores, de modo que, grandes personalidades dominicanas han visitado, disfrutado y demostrados sus dotes artísticos en el suelo de “Puritas restaurant”.

Tal es el de los artistas Johnny Ventura, Jandy Ventura, Aramis Camilo, Monchy Capricho, Bonny Cepeda y en el mundo político, Luis Abinader, Hipólito Mejía junto con su hermana Chabela, entre otros, esto para Purita es “un gran honor”.

El sazón corre por las venas

A pesar de que es solicitado dentro del menú del restaurante, hay ciertos platos que siempre se preparando en la cocina, como el sancocho, sin embargo, Purita no es quien está detrás del sazón aplicado en él.

Son las manos de su padre, Manuel de la Cruz, las que detrás del aclamado plato dominicano que se ofrece en el local y aunque no quiso revelar la receta añadió que con “mucho orgullo trabaja en la comida que identifican los dominicanos”.

Asimismo, De la Cruz confesó que se siente “enorgullecido de los pies arrastrándose para que su hija siga su trayectoria”, siendo ella “el espejo de su padre”.

 Puritas Restaurant en Pandemia

Cuando el mundo se vio atacado por la pandemia covid 19, cuando todos tenían miedo de salir de sus hogares, aquel momento donde todo estaba cerrado, Puritas restaurant estuvo ahí, abierto para llevar sustento a los hogares.

El local fue el soporte de la comunidad de Pembroke Pines, donde se ubica el restaurante.

“Gracias a Dios Puritas nunca cerró sus puertas, muchos no podían salir, otros no querían hacerlo por miedo y nosotros le hacíamos la comida, la mandábamos y la colocamos en la puerta”, expresó Pura con voz pasiva recordando aquellos fuertes meses.

Del mismo modo, la representante de la comunidad hispana en el sur de la y gran amiga de la propietaria, Rose Mary Santana, colaboró en el local a principios del confinamiento.

“Mi teléfono sonaba y eran personas preguntándome que si los podía ayudar, buscando comida, gente con toda la familia infectada, yo llamaba a Purita y decía ‘necesitamos siete platos de comida’ e inmediatamente ella decía ‘que vengan, que vengan”, dijo Santana con lágrimas en los ojos.

Diáspora dominicana

A través de diario la empresaria dominicana envió un mensaje para aquellos que dejan todo en su país y quieren comenzar de cero en tierra desconocida.

“En la vida se presentan muchas vicisitudes, pero no pueden permitir que nada de eso empañe lo que vinieron a buscar, hay que dar el todo por el todo, hay que persistir en lo que quieres, prepárense y sigan luchando, no importa lo fuerte que es el trabajo, tienen que seguir haciéndolo, porque ves la recompensa, lo digo por mí, no se rindan jamás”.



Fuente LD

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.