Ramfis Trujillo y Johnny Abbes

Ramfis Trujillo en carta al historiador Emilio Rodríguez Demorizi, revela el intento de asesinar a Anselmo Paulino, de parte de Johnny Abbes, cuando Paulino se encontraba desterrado en Suiza, luego de haber sido uno de leales e íntimos  colaboradores del tirano Rafael Trujillo. La histórica  de don Anselmo, a quien conocí y traté siendo muy joven, mientras Paulino  desempeñó la condición de Embajador de República Dominicana en España en 1972, y yo cursaba estudios en la Universidad Complutense de Madrid, es  altamente curiosa. Era Embajador pero no podía regresar a la República Dominicana, un Embajador con impedimento de entrada, ya que Balaguer no se lo permitía entonces, tal y como él me lo narró. Luego fue Embajador en Francia. Fue una coincidencia, yo estaba procurando  los diarios nacionales que llegaban semanalmente a la Embajada, y que se les facilitaban a los estudiantes que lo requerían, y coincidí con su presencia, quien al verme, me hizo una especie de interrogatorio familiar y sostuvo una conversación de más de una hora conmigo, de la cual hablaré en otra ocasión. Ramfis Trujillo revela en correspondencia a Rodríguez Demorizi, que John W. Abbes, tuvo planes para asesinar a Paulino  en Suiza, donde Paulino había  sido virtualmente confinado por  Trujillo, luego de haber sido  su más íntimo colaborador y amigo, víctima  de chismes y celos  orquestados por doña María Martínez, la esposa de Trujillo, quien no podía verlo, y a quien llamaba  despectivamente como “el tuerto”.  Según Ramfis, Abbes había contratado unos personajes italianos para materializar su asesinato. Inmediatamente Ramfis se enteró, fue donde su padre y lo puso al tanto de lo que estaba ocurriendo, diciéndole el disparate de una acción de esa naturaleza.  Ramfis cuenta que su padre se mostró sorprendido y mandó a buscar de a Abbes quien negó toda actividad en ese sentido. Ramfis dijo cómo se enteró de ese plan, revelando que el señor José Martí Otero íntimo y confidencial amigo de John Abbes, era hermano de padre y madre de Salvador Martí Otero, inseparable amigo de Ramfis durante muchos años. Ramfis dice: “Así extraoficialmente llegó esta noticia a mí, que luego, entre copas, me la confirmara Luis Rafael Trujillo, (Nene), quien solamente había oído de los referidos planes…”  Dice que no lo animaba  hacerle un bien a Paulino pero que tampoco tenía ninguna razón para desearle un mal, y agrega que deseaba evitar que cayeran sobre su padre, responsabilidades ajenas por acciones inconsultas, como según Ramfis se habían  cometido y se cometieron. El odio de Ramfis a Johnny Abbes, lo revela Demorizi cuando dice que en agosto de 1961, luego de Ramfis haber sacado a Abbes del país y se rumoreaba que regresaría, Ramfis le dijo textualmente: “si ese señor los pies aquí lo haré fusilar inmediatamente, no por maldad como hacía él, sino por convicción”.  Irónicamente pienso que Ramfis olvidó su  propia crueldad en el fusilamiento masivo de los mártires del 14 de junio de 1959, así como en el acto de fusilamiento de los héroes de la gesta del 30 mayo de 1961.  Pero además pecaba de ingenuo al sobreestimar a Abbes y subestimar a Trujillo, es decir, al pensar ingenuamente que Abbes podía ejecutar a Paulino sin órdenes expresas de su padre.



Fuente LD

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.