¿Quieres tener un sistema inmunológico fuerte? Así es como puedes conseguirlo


Nuestro sistema inmunológico es la protección de nuestro cuerpo ante enfermedades y la agresión de agentes externos. Si nos ataca un virus, una bacteria o un germen, corremos el de enfermar, pero el sistema inmunitario se encarga de luchar para eliminar al invasor y mantenernos saludables.

Justamente por eso es importante cuidar bien de nuestro cuerpo y de nuestra salud. buenos hábitos nos ayuda a mantener nuestro sistema inmunológico en alto y a prevenir los efectos de las enfermedades estacionales. Si bien el frío puede debilitar su funcionamiento, fortalecerlo es y no es difícil como parece.

Sistema inmunitario: cómo fortalecerlo desde casa

El frío, los cambios estacionales, no lo suficiente, el estrés y una mala alimentación son factores que están muy relacionados con la reducción de nuestras defensas inmunitarias y el deterioro del sistema inmunológico en su conjunto. Sin embargo, aunque tu sistema inmunitario esté debilitado por estos factores, hay formas naturales de fortalecerlo y solo requiere de cambios en tus hábitos diarios.

Hábitos que cambiarán tu vida

El primer y más importante hábito es incorporar una dieta sana y equilibrada. En particular, la vitamina A, vitamina C, vitamina D, zinc, hierro y selenio son esenciales para poder conseguir y mantener un sistema inmunitario saludable y a punto para defendernos de cualquier amenaza.

Otro hábito importante es acostarse temprano para conseguir lo suficiente y ofrecer al cuerpo la recuperación necesaria. Dormir bien y en cantidad suficiente ayuda al organismo a combatir la invasión de posibles patógenos externos. Los expertos recomiendan dormir un mínimo de 7 u 8 horas al día.

Además, numerosas investigaciones recomiendan implementar una rutina de ejercicios al menos 3 días a la semana. Hacer ejercicios estimula la liberación de un gran número de hormonas que le permiten al organismo mantenerse saludable y actuar correctamente ante la invasión de algún agente externo no deseado.

Por último, también es bueno reducir las condiciones de estrés psicofísico y ansiedad: debilitan el sistema inmunológico y lo someten a un esfuerzo mucho más intenso de lo normal.



Fuente AU

Native Ads
Native Ads