Los beneficios y usos de la graviola, una planta medicinal

0
298


La graviola, también conocida como guanábana, es una fruta que contiene una gran cantidad de oligoelementos y vitaminas con muy pocas calorías. Gracias a sus numerosos aportes nutricionales, se convierte en un producto interesante para tratar varias enfermedades como el cáncer. En efecto, esta fruta propiedades antivirales, antiinflamatorias, anticancerígenas, antioxidantes y muchas otras.

La graviola

La graviola es una fruta exótica que se cultiva principalmente en las regiones tropicales de Sudamérica. También se puede encontrar en países como Madagascar o la Isla de la Reunión. Esta fruta verde una textura cremosa y un sabor fuerte que a menudo se compara con la piña o la fresa. El tamaño de la guanábana varía y puede ser bastante grande. Por lo tanto, es mejor dividirlos en varias porciones.

Una ración típica de esta fruta es rica en varios nutrientes, como fibra y C. También contiene proteínas, carbohidratos, potasio, magnesio y tiamina. La graviola también contiene una pequeña cantidad de niacina, riboflavina, folato y hierro. Muchas partes del árbol son de interés para la industria farmacéutica, como la pulpa, los tallos y las hojas de la graviola. Para la medicina natural, se utilizan la corteza, las semillas y las raíces, todas ellas con beneficios para la salud. Se suele consumir en forma de zumo natural.

Las virtudes medicinales de la graviola

Dada la riqueza de sus componentes, no es de extrañar que la graviola tenga innumerables propiedades terapéuticas y medicinales.

Eficaz en el tratamiento del cáncer

Las hojas de la graviola son las partes más beneficiosas de este árbol. Una investigación científica realizada por un instituto federal del cáncer de Estados Unidos ha demostrado que la hoja de guanábana puede atacar y destruir eficazmente las células cancerosas. Según esta investigación, esta planta medicinal actúa como la quimioterapia, pero con mayor eficacia y sin los efectos secundarios como la caída del cabello o la pérdida de peso.

El dato interesante, según este estudio científico, es que la guanábana tiene principios activos 10.000 veces más potentes que la quimioterapia en el tratamiento del cáncer. La hoja de graviola se utiliza para tratar diferentes tipos de cáncer, como el de próstata, el de pulmón, el de colon, el de ovarios, el de y el de mama. Además, un simple tratamiento con zumo de guanábana es suficiente para prevenir todo tipo de cáncer, incluidas las úlceras de estómago.

En un estudio de laboratorio se trataron células de cáncer de mama con extracto de guanábana. El extracto fue capaz de reducir el tamaño del tumor, erradicar las células cancerosas y mejorar la actividad del sistema inmunitario. Otro estudio en tubo de ensayo examinó los efectos del extracto de hoja de graviola en las células de leucemia. En este experimento, se comprobó que detenía el crecimiento y la formación de células cancerosas.

Rico en antioxidantes

Muchos de los beneficios reportados de la graviola provienen de su alto contenido en antioxidantes. Algunas investigaciones indican que los antioxidantes pueden desempeñar un papel eficaz en la reducción del riesgo de muchas enfermedades, como las cardiopatías, el cáncer y la diabetes. Un estudio de probeta midió los antioxidantes del extracto de graviola y demostró que ayudaba a prevenir los daños causados por los radicales libres.

Sepa que los antioxidantes nos ayudan a mantenernos sanos. Se necesitan más investigaciones para determinar si los antioxidantes de la guanábana previenen otras enfermedades específicas.

Ideal para controlar la presión arterial

La graviola se utiliza a menudo como remedio natural para reducir la presión arterial. Hay que en cuenta que la hipertensión arterial no controlada puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes y accidentes cerebrovasculares. Un estudio realizado en 2012 en ratas demostró que la guanábana ayudaba a reducir la presión arterial sin aumentar el ritmo cardíaco.

Perfecto para los diabéticos

El límite de los niveles normales de azúcar oscila entre 70 mg y 120 mg. Los resultados de un estudio realizado en roedores sugieren que la hoja de graviola puede ayudar a los diabéticos a regular sus niveles de azúcar en sangre. Además, los extractos de hojas de graviola pueden utilizarse como uno de los naturales para la diabetes.

Eficaz para el tratamiento del eczema y el reumatismo

Las enfermedades reumáticas son frecuentes en las personas mayores y causan fuertes dolores. Las hojas de graviola resultan ser un tratamiento natural para aliviar el dolor de la artritis. Puedes aplicar hojas de guanábana dos veces al día en las zonas afectadas por el dolor debido a la artritis y el eczema.

Eficaz en el tratamiento de las infecciones del tracto urinario

Es fundamental cuidar todo el sistema urinario y la graviola contribuye en gran medida a ello. té de hojas de graviola ayuda a combatir las infecciones del tracto urinario. Por lo tanto, la hoja de guanábana ayuda a reducir el riesgo de infección del tracto urinario de forma natural.

La guanábana estimula el sistema inmunitario

El contenido en nutrientes de las hojas de guanábana refuerza el sistema inmunitario, lo que ayuda a proteger el cuerpo con mayor eficacia contra los microbios invasores.

Ayuda a que el dolor desaparezca

Algunos ensayos científicos en animales han demostrado que la guanábana y sus componentes pueden ayudar a tratar la inflamación. Por sus efectos antiinflamatorios, puede utilizarse para quitar el dolor de la artritis, las quemaduras o el reumatismo.

¿Cómo se consume la guanábana?

La guanábana puede consumirse en forma de cápsulas y de extracto. Sin embargo, no hay suficientes investigaciones para determinar una dosis ideal. En general, los fabricantes recomiendan de 500 a 1500 mg por cápsula o de 1 a 4 ml de extracto al día. También puedes disfrutar de un té de hojas de graviola.

La pulpa de la graviola puede añadirse a los batidos, convertirse en tés o incluso utilizarse para endulzar productos de panadería. Tenga en cuenta que deben evitarse las semillas de guanábana, ya que se ha demostrado que contienen una neurotoxina que puede contribuir al desarrollo de la enfermedad de Parkinson.

Si se combina con una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable, esta fruta puede increíbles beneficios para la salud. ¿Has probado esta fruta como tratamiento preventivo o curativo? Nos encantaría conocer los resultados.

También puedes leer: Espárragos: el drenaje natural que te ayuda a combatir la celulitis



Fuente AU

Native Ads
Native Ads