¿Te comes las cutículas de tus uñas? ¡Es muy peligroso! Te explicamos por qué

0
151


Desafortunadamente, son muchas las personas que tienen el mal hábito de comerse las cutículas de las uñas. Esto se presenta todo en momentos de tensión.

A primera vista, parecer absolutamente ningún riesgo y que solo es un descuido a nivel estético de nuestros dedos. No obstante, según indican algunos estudios, esto no es un tema que deba subestimarse. De hecho, quienes han investigado profundamente el asunto afirman que, si se hace de manera continua, considerarse como un trastorno obsesivo compulsivo.

Al respecto, los especialistas hacen advertencias, recomendando dejar de molestar los dedos y las uñas, dado que generar consecuencias desagradables como las que resumimos a continuación:

  • Daño al eponiquio
  • Enrojecimiento del lecho ungueal
  • Dolor
  • Sangrado en la parte lesionada

Asimismo, meterse los dedos en la boca, especialmente si no se ha lavado las manos, correr el riesgo de introducir bacterias y gérmenes en su cuerpo causa del intercambio de patógenos. Y es que, la situación puede ser peor si la persona ya padece una infección por herpes, puesto que se formaría el anillo herpético en la falange del dedo.

Otra situación que se puede presentar por culpa de este comportamiento poco saludable es el deterioro de la salud de la arcada dentaria y de los propios dientes. En este caso, los incisivos podrían desgastarse y los dientes frontales sufrirían maloclusión. Además, si anhelas una sonrisa brillante debes olvidarte de morderte las uñas, ya que podrías adquirir caries fácilmente.

Por suerte, como sucede con muchas otras dolencias, en este caso también existen algunas soluciones que le ayudarán a aquellos que ya están luchando con el problema en cuestión:

  • Desinfectar los dedos y cortar la cutícula con ayuda de cortaúñas.
  • Suaviza la piel con agua caliente.

Si deseas evitar la formación de exceso de piel, puedes optar por una crema hidratante.



Fuente AU

Native Ads
Native Ads