Las vías de Santo Domingo que llevan nombres de extranjeros y su relación con el país

0
39


El Senado de la República aprobó el miércoles 21 de abril un proyecto de ley que cambiaría el nombre de la avenida Charles Sumner del por el de Rafael Corporán de los Santos, por ser en esta calle donde se encontraba la emisora de radio del extinto comunicador dominicano.

Actualmente, la vía conmemora al senador estadounidense Charles Sumner, quien se opuso a la aprobación de un tratado que anexaría la a los . El tratado, firmado en 1869, había sido auspiciado por el entonces presidente dominicano Buenaventura Báez y el mandatario norteamericano, Ulysses S. Grant. Finalmente, fue rechazado en 1870.

Muchas de las vías más importantes de nombran a personalidades extranjeras, sobre todo vinculadas a la política. ¿Cuáles son estas y qué relación guardan con el país?

Una de las principales avenidas del Distrito Nacional es la John F. Kennedy, en honor al presidente que gobernó los Estados Unidos desde el 20 de enero de 1961 hasta que fue asesinado el 22 de noviembre de 1963. Ese mismo año, motivado por su trágica muerte, se propuso llamar la avenida en honor del mandatario estadounidense. Se inauguró en 1964.

Previo y tras la muerte del dictador Rafael Trujillo, Kennedy tuvo una relación complicada con el país, que puede resumirse en su frase: “Queremos un régimen democrático en la República Dominicana y, a falta de eso, preferimos una dictadura amistosa, pues lo último que queremos es un régimen tipo Castro”, en referencia al gobierno establecido en desde 1959.

Así, temiendo inestabilidad en el Caribe tras el fracaso de la invasión de Bahía de Cochinos, ordenó detener los planes de quienes conspiraban para asesinar al dictador y envió un emisario para que negociara con él su salida del poder. También apoyó a Ramfis Trujillo y Joaquín Balaguer, que heredaron el poder tras la muerte del tirano, por considerar a la oposición del país débil y susceptible a la influencia comunista.

Finalmente, Kennedy brindó su apoyo al Consejo de Estado que siguió a la muerte del dictador y organizó las primeras elecciones democráticas del país en 1963, reconoció los resultados y apoyó al gobierno del presidente Juan Bosch, y se negó a avalar el gobierno del Triunvirato que se estableció tras el golpe de Estado en septiembre de 1963.

Otra vía nombrada en honor a un presidente estadounidense es la avenida Abraham Lincoln, que conmemora a quien lideró el bando ganador de la guerra civil estadounidense, motivada principalmente por los intentos de abolir la esclavitud.

La avenida, que fue iniciada en 1936, originalmente honraba a Fabre Geffrard, presidente haitiano (1859- 1867) que colaboró con los dominicanos durante la Guerra de la Restauración, librada contra España, por la independencia del país.

Más adelante, se llamó Cordell Hull, quien fue senador estadounidense y facilitó el Tratado Trujillo-Hull, con el cual el país saldó la deuda externa y recobró el control de sus aduanas. Finalmente, pasó a conmemorar a Lincoln y su lucha antiesclavista.

Otra vía que rinde honor a un presidente estadounidense es la avenida George , primer presidente del país norteamericano y líder durante su independencia. La avenida fue inaugurada el 23 de febrero de 1936.

La avenida Winston Churchill honra a quien fue en dos ocasiones primer ministro del y líder de los británicos durante la Segunda Guerra Mundial. Fue bautizada así debido a la devoción que el entonces presidente Joaquín Balaguer sentía por él. Su inauguración ocurrió el 12 de mayo de 1968 en un acto que contó con la presencia del embajador del Reino Unido, Ian Wright.

También tiene una avenida a su nombre el general y estadista francés Charles de Gaulle, quien dirigió la resistencia francesa contra la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial y ocupó la presidencia de su país desde 1959 hasta 1969.

Cuando Juan Bosch ganó las elecciones de 1963, De Gaulle le expresó su solidaridad y le prometió recuperar la fortuna que se llevaron los Trujillo del país y ayudar al país económica y técnicamente. También condenó la intervención militar norteamericana durante la Guerra Civil de Abril, de 1965.

En Santo Domingo se encuentra la calle Olof Palme, nombrada en honor a quien fuera primer ministro de Suecia de 1969 a 1976 y desde 1982 hasta que muriera asesinado en 1986. En 1978, el líder sueco se exigió que se respetara el triunfo electoral del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), pero que se veía amenazado por el fraude en favor del entonces presidente Balaguer. Palme fue amigo cercano de José Francisco Peña Gómez, líder histórico del PRD.

La avenida Tiradentes fue inaugurada el 21 de abril de 1948. Tiradentes, como más se conoce a José Joaquín da Silva Xavier, fue un prócer de la independencia de y murió luchando por que el país se independizara de Portugal. La designación fue un gesto de agradecimiento de Trujillo al gobierno militar de Eurico Gaspar Dutra en Brasil, que le vendió armas al Estado dominicano cuando Estados Unidos se negó.

El 24 de junio de 1960, el presidente de , Rómulo Betancourt fue víctima de un atentado organizado por Trujillo. Betancourt era un abierto opositor del tirano y estaba asociado con quienes conspiraron por sacarlo del poder. En su honor, se nombró una avenida del Distrito Nacional.

“No me cabe la menor duda de que en el atentado de ayer tiene metida su mano ensangrentada la dictadura dominicana. Pero esa dictadura vive su hora pre agónica…”, dijo el mandatario al día siguiente en un mensaje a la nación en la que denunció la colusión de Trujillo con los seguidores del depuesto dictador venezolano Marcos Pérez Jiménez.

Paralela a esta y en sentido contrario, corre la avenida Simón Bolívar, llamada así en honor del prócer que durante el siglo XIX lideró varias campañas militares para liberar a América del Sur de la dominación colonial española y que dio aliento a las primeras manifestaciones independentistas en el país.



Fuente DL

No tags for this post.