Sunday, February 5, 2023

Cuidado con este error que todos cometen en el baño

De interés


¿Qué posición deberíamos mantener mientras expulsamos nuestras heces?

Este es un tema que no tiene mucha popularidad, motivo por el que en muy pocas ocasiones se nos advierte de que un mal hábito en este momento, puede traer riesgos sobre nuestra salud, razón por la que es muy importante conocer todos los detalles.

Es cierto que los inodoros más usados en la actualidad están diseñados para empujarnos instintivamente hacia una posición (que muchos consideran cómoda) la cual no es en absoluto recomendada por los expertos, para que nuestros intestinos puedan trabajar al 100 %.

Esta es conocida como la posición de la silla, por la postura que adquirimos, apoyando los pies en el suelo y creando un ángulo recto con el abdomen y las piernas. Para defecar, esta posición resulta ser extremadamente incómoda e inadecuada si se quieren expulsar totalmente las heces de nuestro organismo. Esta es una recomendación que ha sido entregada por un gran número de médicos e investigadores en todo el mundo.

Los expertos han llegado a la conclusión de que esta posición provoca problemas como estreñimiento crónico, irritación del recto, infecciones, dolor e inflamación, problemas ginecológicos y, sobre todo, las temibles hemorroides, ya que estas se forman como consecuencia de la excesiva presión ejercida durante la expulsión de las heces. Una encuesta realizada en Estados Unidos e Inglaterra expuso que el 70% de los adultos padecen hemorroides en algún momento de su vida.

¿Cuáles son los inconvenientes de adoptar esta mala posición?

Al estar de pie, la unión entre la punta del intestino grueso y el recto mantienen una forma de codo. Esta forma se ensancha cuando nos sentamos, pero desgraciadamente no lo suficiente como para permitir que pasen todas las heces sin problema. «Al ponerse en cuclillas, el codo se ensancha, lo que facilita y acelera la evacuación de las heces», dice Giulia Enders, gastroenteróloga alemana. Por lo tanto, adquirir la posición adecuada es crucial para evitar todos los inconvenientes asociados con esta posición.

La posición de cuclillas

Los baños tradicionales de nuestros amigos turcos y árabes no son tan incómodos como parecen a simple vista, de hecho, estos son los mejores diseñados en función de su utilidad, salud e higiene. La forma de esta postura nos permite evitar el dolor durante la expulsión, ya que es más fácil y rápida. Según un estudio de Giulia Enders, casi mil millones de personas en todo el mundo van al baño usando la posición de cuclillas y van dos veces más rápido, además de que no sufren hemorroides ni estreñimiento.

Pues bien, debemos saber que para adoptar este buen hábito, no es necesario hacer grandes obras ni complicadas instalaciones en nuestro hogar, ya que solamente hace falta agregar el uso de un taburete. Este taburete debe ser lo suficientemente alto para que se puedan colocar los pies y para que tu abdomen y tus piernas formen un ángulo de 35°.

Sin duda alguna vale la pena probar esta posición al menos una vez. Te aseguramos que en cuestión de unos pocos intentos te darás cuenta de que todos estos años nuestra forma de ir al baño fue incorrecta y nociva para nuestra salud.



Source link

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

últimas noticias

Lavarse el cabello todos los días: ¿Cuáles son los pros y los contras?

Lavar el cabello todos los días es un hábito regular en la mayoría de mujeres. Pero ¿Podría ser...
- Advertisement -spot_img

More Articles Like This

- Advertisement -spot_img