Saturday, December 3, 2022

Cambio climático, riesgos para el turismo

De interés


Santo Domingo, RD.- Los presagios de los científicos señalan que  gran parte de nuestra costa podría quedar sumergida  en 78 años. Esto, si no se cumplen los objetivos del Acuerdo de París que plantean los efectos del cambio climático.

 Una investigación del programa Reporte Especial con Julissa Céspedes se muestra que lugares como la Bahía de Samaná, Sabana de la Mar, La Romana en Chavón, la isla Saona en Boca de Yuma y Bávaro tendrían sus días contados.

Para el año 2100, si las emisiones de gases invernadero a nivel global continúan como están, si no se mitigan, podría perder la isla cerca de un 2 a 13% de la isla del territorio nuestro. Esto es la península de Samaná. Es el vaticinio de Federico Grullón, Encargado de Transparencia Climática Del CNCCMDL

Prosigue explicando que “en cierta forma se separaría de la isla y quedaría como una península, porque esa parte que une a esa mancha con el territorio donde se conecta esa península quedaría cubierta totalmente por las aguas y eso sería catastrófico”.

Los expertos vaticinan un aumento del nivel del mar de entre 12 y 105 centímetros. Dependería de que tanto aumenten las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto podría provocar que nuestras costas irán perdiendo terrenos y no en 100 años en 30. A priori, puede parecer una subida ínfima. Pero es suficiente para que desaparezcan muchas playas dominicanas. Y que el turismo de sol y playa se convierta en un reducto del pasado, en un país eminentemente turístico.

“El turismo se ve afectado, sobre todo el aumento de temperatura hace que el nivel del mar aumente, o sea, a las aguas calentarse, aumenta su volumen y el nivel del mar aumenta. Pero esa es una de las causas del aumento del nivel del mar”, narra Federico Grullón, Encargado de Transparencia Climática Del CNCCMDL.

Asimismo, dice que “está también el desplazamiento de las aguas en tierra, que cuando se secan lagunas por evaporación de alta temperatura. Esa agua ya no está en la tierra, sino que cae al mar y eso hace que haya un mayor volumen en el mar. También por derretimiento de los glaciares”.

El aumento del nivel de mar es irreversible. Señalan al incremento de la temperatura, el deshielo de los polos, desaparición de los manglares y arrecifes de coral y el cambio climático como la causa. Esto sería una estaca a la economía de servicios que tenemos en el país.

Efectos del cambio climático en las costas

Unos 6 millones de turistas llegan cada año al país para disfrutar de nuestras hermosas playas de palmeras y paradisíacas aguas azul turquesa. Pero, las aguas contaminadas, la sobrepesca, el cambio climático han destruido aproximadamente el 90% de los arrecifes de coral del país. Y esto crea un efecto dominó para todo el ecosistema costero.

Las redes de los pescadores, por ejemplo, suelen estar vacías, mientras que el flujo y reflujo de la marea, el aumento del nivel del mar y las tormentas tropicales destruyen cada vez más playas de arena blanca. A su vez, todo esto amenaza al mismo negocio turístico, que ha contribuido en gran medida a la destrucción.

La erosión costera, uno de los efectos que amenaza al turismo del país, es resultado de una combinación de factores, tanto naturales como antropogénicos, que actúan a diferentes escalas, uno de ellos es la desaparición de los arrecifes de coral.

Los arrecifes de coral son los ecosistemas marítimos con mayor biodiversidad, en ellos habitan aproximadamente el 25% de la vida marina, estos también constituyen una barrera protectora a la línea de costa, evitando perdidas de estructuras y playas por erosión y embates de tormentas tropicales.

Cabe destacar que el Cambio Climático, han producido una de las mayores amenazas para estos ecosistemas en la actualidad. Incluye el blanqueamiento de corales, a causa del incremento de la temperatura de los océanos, y el aumento de fenómenos atmosféricos. Y la acidificación de los mares producto de la emisión de dióxido de carbono, creando un círculo vicioso.

Para Grullón “si el aumento del nivel del mar sigue hablando que estamos perdiendo un 12 o 13% al año 2100. Se puede pensar que 2100 es mucho. Pero eso progresivo cada vez va subiendo el nivel del mar y cada vez se va perdiendo más costa”.

Manglares

Por otro lado, están los manglares, la República Dominicana cuenta todavía con una superficie de 293.16 km² de manglares en sus costas, lo que corresponde al 0.61% del territorio. Estos son filtros biológicos, ya que retienen sedimentos, filtran las sales y el exceso de nutrientes. Por eso se les llama riñones de la tierra.

Una de las principales razones para su desaparición en los últimos años ha sido su destrucción para fines turísticos. La tala para la explotación de la madera y la minería, estos son un habit para combatir el cambio climático. Y evitar el deterioro de las playas.

“Para turismo nosotros necesitamos enfocarnos en trabajar el ecosistema marino, esa de biodiversidad con la que estamos acabando y tratar de que con nuestras acciones cada día se aleje más la problemática del blanqueamiento de coral”, explica el experto.

Dice que esas consecuencias “no solamente afecta al turismo, sino que también afecta a la seguridad del país. Siempre me gusta dar un ejemplo con relación a los arrecifes de coral, que tener arrecifes de coral es tan elemental como tener verjas o seguridad en una casa. ¿Por qué lo digo así? Porque en el momento en el que nos enfrentamos a fenómenos meteorológicos que cada vez son más comunes y más intensos, como los ciclones, huracanes, Estos son los que nos sirven de barrera protectora”.

Insiste en que “los glaciares, sobre todo que están sobre territorio terrestre que al derretirse toda esa masa de hielo enorme va al mar y hace que el nivel del mar aumente. Y eso impacta negativamente la región del Caribe, porque somos islas con un tamaño muy pequeño y eso hace que se erosiona nuestras playas, sobre todo República Dominicana, que tiene la actividad turística que es la que mayor ingreso genera al país, al Producto Interno Bruto.

Más de un 15% del PIB a través del turismo tiene otra playa. Esa parece que no es un turismo de playa. Eso va a afectar entonces que visiten al país esas personas que vienen buscando ese turismo de playa”.

Ingresos que genera el turismo

El turismo ante de la pandemia aportaba más de 15% de PIB, y de acuerdo con una investigación del Banco Popular y ASONAHORES  entre el 2009 y 2019 el país fue visitado por 65 millones de turistas. La entrada acumulada de divisas generada por el gasto de viajeros más la inversión en turismo alcanzaron los 68,217 millones de dólares, de los cualespermanecen en el país el 82%.

Fruto de la actividad turística se generaron en el país, de manera directa e indirecta, la suma de 573,000 empleos, lo cual corresponde al 12.3% de todos los empleos del país. Por lo que las afectaciones del Cambio Climático a este sector van más allá de un tema meramente ambiental.

República Dominicana cuenta con seis polos turísticos, siendo estos las zonas más atractivas para los turistas que visitan el país.

Efectos muy drásticos

El técnico indica que “parte de la costa no solamente se va a dividir, sino que va a perderse gran parte de la costa. Y esa zona es totalmente turística, todos esos hoteles que están ahí van a desaparecer toda la playa. O sea, la economía de esa zona de La Habana sería casi inhabitable o habría que rediseñar una nueva actividad construyendo nuevas edificaciones ya un poco más retiradas de la zona que todavía queda en esa zona”.

En primer lugar, la región Este, que presenta el principal desarrollo turístico de sol y playa del país, con destinos consolidados a nivel mundial, como son Punta Cana, La Romana, Bayahibe y Bávaro.

Además de las Islas Saona y Catalina, dos de los principales destinos para los excursionistas que se alojan en los hoteles de esa región. En esta área, también se encuentra la zona natural más visitada del país, Isla Saona, comercializándose desde finales del pasado siglo.

Conforme un estudio realizado por la UASD, una investigación sobre las playas del este de la República Dominicana sugiere que los frentes fríos que vienen desde el norte han influido en la erosión que presentan estos destinos costeros. De acuerdo con la página de Climate Central, en el 2050 toda la parte que está en rojo de la isla Saona se perdería.

El experto recomienda que a “medida que el nivel del mar va aumentando. Eso va a generar que esas construcciones que están a ese límite 60 metros en un futuro sean destruidas. Y eso hay que empezar a planificar pensando en ese, en ese escenario de que el mal va a seguir subiendo y esa construcción.

Dice que hay que pensar que ya no se pueden delimitar a 60 metros, sino que esa norma va a a ver qué ampliarla para que tenga una seguridad a la hora de construir el hotel, porque la instalación es importante que esa inversión no se vaya a perder como 20, 30, diez años”.

Santo Domingo

En cuanto a la capital del país, Santo Domingo, el segundo polo tiene un turismo que se caracteriza por viajeros de negocios, lo que ha significado también un descenso del turismo de sol y playa en la zona de Boca Chica, principal playa de la capital, y Juan Dolio.

Al 2030 la Punta Torrecilla en Santo Domingo este conforme Climate Central de continuarse con las emisiones de gas de efecto invernadero se inundaría prácticamente toda esa parte.

Zona Norte

El tercer polo turístico del país es la región norte y noroeste. Alli hay turismo de sol, playa y el turismo deportivo con el surf y windsurf de Puerto Plata. Con beneficios eventuales para provincias cercanas menos desarrolladas turísticamente, pero con gran potencial, como Montecristi.

Científicos señala que para el 2030 toda la parte que se ve roja en el mapa en parte de la costa de Puerto Plata pudiera ser inundada por las aguas del mar.

Sigue en importancia la región Centro, donde están las ciudades de Santiago de los Caballeros, Constanza y Jarabacoa. Alli se localizan las principales zonas de montaña del país, destacando la zona más alta de todo El Caribe: El Pico Duarte. Esta zona se caracteriza por turismo de montaña y deportivo

Estas están siendo afectadas por el cambio climático, con los cambios de temperaturas que se pueden evidenciar, a eso se le agrega, la deforestación y el desarrollo urbanístico sinérgicamente están influyendo sobre esas zonas que son consideradas potenciales para el desarrollo del turismo y el ecoturismo.

En la región noreste, el quinto polo turístico está la península de Samaná. En este destino existen un importante desarrollo inmobiliario, favoreciendo lo que se conoce por turismo de segunda residencia. También destaca el propio turismo de sol y playa, además, y el ecoturismo, generalmente caracterizado en dos actividades: Visita al Parque Nacional Los Haitises y avistamiento de ballenas jorobadas durante los meses de enero-marzo

Los presagios para Samaná no son muy buenos, ya que este para el 2100 pudiera separarse completamente de la isla.

Atención para el Sur

Por último, está el polo del suroeste, donde se ubica la provincia de Pedernales. Allí hay un enorme potencial ecoturístico en Bahía de las Águilas, el Parque Nacional Jaragua, el Lago Enriquillo, la Sierra de Bahoruco y en general toda la Reserva de la Biosfera. En la región se observa el surgimiento de pequeñas empresas locales muy heterogéneas que prestan servicios de hotelería y gastronomía.

Científicos señala que para él 2100 Pedernales, un polo que busca desarrollarse, perderán toda la parte sombreada con color rojo de sus costas.

Por: Ángela Ramírez



Source link

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

últimas noticias

Ningún familiar ni amigo ha reclamado el cuerpo de mujer tiroteada en avenida de Santiago.

Todavía nadie había reclamado el cuerpo sin vida de la mujer que murió a tiros a manos de supuestos...
- Advertisement -spot_img

More Articles Like This

- Advertisement -spot_img