Transfiguración del Señor

Para mí, el evangelio de la transfiguración es un comienzo que Jesús da a sus discípulos de lo que había de venir en lo adelante, para que se vayan acostumbrando.

Unos apóstoles llegan a entrever directamente la gloria de Jesús. En la montaña Jesús irradia luz propia de Dios. Moisés y Elías, que en otro entrevieron a Yahveh en el Sinaí, dan testimonio de él. Se presenta ya el término de la búsqueda de Dios continuada a lo de la historia de Israel. De momento solo se trata de visión pasajera: “Una nube luminosa los cubrió con su sombra y de la nube salía una voz que decía: “Este es mi Hijo Amado, en quien me complazco, escuchadle”.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Al oír esto, los discípulos cayeron rostro en tierra llenos de miedo. Mas Jesús,  acercándose a ellos, los tocó, y dijo: “Levantaos, no tengan miedo”. Ellos levantaron sus ojos y ya no vieron a nadie más que a Jesús solo.

Solo el Evangelio de San Mateo trae esta tradición de no encontrar a Jesús en el sepulcro, quizás para mostrar que la resurrección no puede ser superchería. La presencia de Jesús resucitado se manifiesta ahora claramente a los apóstoles. Todo queda explicado. ya partir a misionar, a bautizar en el nombre Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Esta fórmula tardía revela la conciencia a que había llegado la Iglesia primitiva sobre la naturaleza de Dios y de Jesús. La muerte está vencida. La presencia trascendente de Jesús, tantas veces señalada en el Evangelio de Juan, se manifiesta ahora de manera indiscutible.



Fuente LD

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.