Así puedes bajar la fiebre de forma natural


En términos generales, la fiebre no es más que una reacción natural de nuestro organismo, la cual eleva la temperatura corporal debido a una respuesta del sistema inmunitario ante el ataque de infección bacteriana.

Existen varios métodos que pueden a tratar la fiebre, reduciendo la ingesta de fármacos. Obviamente, cada fiebre es diferente, pero no hay casos clínicos particulares, se puede tratar de varias formas que no requieren expresamente de medicamentos.

Refresca tu cuerpo con el método de los «calcetines mojados».

Si quieres combatir la alta temperatura sin tener que recurrir a los medicamentos antitérmicos, puedes hacerlo muy fácilmente. En la antigüedad muchas personas trataban este síntoma con este método, obteniendo excelentes resultados.

Para aplicarlo, debes tomar un par de calcetines de algodón y remojarlos en agua fría, escurre el exceso y póntelos con normalidad. Algunos recomiendan colocar otro par de calcetines gruesos antes de usar los mojados.

Este remedio puede ponerse en marcha siempre que tu temperatura corporal aumente. Es preferible hacerlo durante la tarde para poder descansar toda la noche. Pero, independiente de cualquier caso, deberías notar los primeros resultados después de una media hora de uso.

Toma un baño medianamente caliente

tenemos una temperatura corporal alta, también puedes optar por un baño tibio. Llena la bañera con agua caliente y sumérgete hasta que la temperatura baje gradualmente. De este modo nuestro cuerpo también se adaptará a la temperatura del agua, bajando naturalmente la fiebre.

Es importante tener de no utilizar agua demasiado caliente para evitar quemaduras inesperadas, mucho menos utilizar agua fría, ya que esto no sirve de nada teniendo en que lo que queremos es tener un descenso gradual y moderado de la temperatura.

Aplica parches húmedos en la cara, la frente, las axilas y la ingle

Este es uno de los métodos más conocidos y utilizados por todos, sobre todo por las personas de la tercera edad. Para aplicar este remedio es necesario mojar media toalla en agua fría y escurrirla para eliminar el exceso de líquido.

Una vez echado en la cama debes aplicar las toallas en las zonas más calientes del cuerpo: sienes, cuello, axilas e ingles. Debes repetir este proceso de vez en cuando, especialmente la toalla ya no esté fría. Repite todo el proceso las veces que sean necesarias.

Sobre su efectividad, el uso de las toallas frías o heladas se encargan de extraer el calor del cuerpo, reduciendo así su temperatura desde la primera aplicación.

Debes modificar tu alimentación

Hay un viejo refrán que dice «alimentar un resfriado es alimentar la fiebre», y la ciencia moderna parece confirmar esta antigua teoría, la cual basa sus conocimientos en los remedios populares. En caso de estar pasando por un periodo de fiebre, la mejor opción es no fatigar aún más nuestro organismo y realizar comidas sanas que sean ligeras. Sigue estos sencillos consejos:

  1. Come muchas frutas y verduras.
  2. Aumenta tu consumo de agua, pero también consume zumo de naranja, limón y batidos de melón (todos ricos en vitamina C), los cuales ayudarán a combatir la infección y a bajar la fiebre.
  3. Además, debes evitar consumir alimentos fritos ni preparaciones pesadas. La mejor opción es comer caldos y sopas durante el periodo de la enfermedad.



Fuente AU

Native Ads
Native Ads