New York: Corte Suprema anula ley de armas de NY

0
129


El Tribunal Supremo anuló el jueves una restrictiva ley de armas de Nueva York en una importante sentencia sobre los derechos de armas.

Se espera que la decisión de los jueces (6-3) permita, en última instancia, que más personas lleven armas legalmente en calles de las ciudades más grandes del país -incluyendo Nueva York, Los Ángeles y Boston- y en otros lugares.

Alrededor de una cuarta parte de la población estadounidense vive en los estados que se espera que se vean afectados por el fallo, la primera decisión importante del alto tribunal en materia de armas en más de una década.

El fallo se produce en un momento en que el Congreso está trabajando activamente en la legislación sobre armas tras los recientes tiroteos masivos en Texas, Nueva York y California.

El juez Clarence Thomas escribió para la mayoría que la Constitución protege “el derecho de un individuo a llevar un arma de mano para su defensa personal fuera del hogar”.

En su decisión, los jueces anularon una ley de Nueva York que exige a personas que demuestren una necesidad particular de llevar un arma para obtener una licencia para llevarla en público.

Los jueces dijeron que el requisito viola el derecho de la Segunda Enmienda a “tener y llevar armas”.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, reaccionó de inmediato al fallo de la Corte.

“Es indignante que en un momento de ajuste de cuentas nacional sobre la violencia con armas de fuego, la Corte Suprema haya anulado imprudentemente una ley de Nueva York que limita a quienes pueden portar armas ocultas”, señaló la gobernadora en un mensaje en redes sociales.

— Gobernadora Kathy Hochul (@GovKathyHochul) 23 de junio de 2022

California, Hawái, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island tienen leyes similares que probablemente serán impugnadas a raíz del fallo. El gobierno de Biden había instado a los jueces a la ley de Nueva York.

Los defensores de la ley neoyorquina habían argumentado que su anulación conduciría en última instancia a un aumento de armas en las calles y de los índices de delitos violentos.

La decisión llega en un momento en que la violencia con armas de fuego, que ya había aumentado durante la pandemia de coronavirus, se ha disparado de nuevo.

En la mayor parte del país, los propietarios de armas tienen pocas dificultades para llevarlas legalmente en público. Pero eso ha sido más difícil en Nueva York y en el puñado de estados con leyes similares.

La ley de Nueva York, en vigor desde 1913, establece que para llevar un arma oculta en público, la persona que solicita una licencia tiene que demostrar una “causa adecuada”, una necesidad específica de llevar el arma.

El estado expide licencias sin restricciones en que una persona puede llevar su arma en cualquier lugar y licencias restringidas que permiten a una persona llevar el arma pero sólo para fines específicos como la caza y el tiro al blanco o para ir y volver de su lugar de trabajo.

La última vez que el Tribunal Supremo emitió una decisión importante sobre armas fue en 2010. En esa decisión y en otra de 2008, los jueces establecieron el derecho nacional a tener un arma en casa para la autodefensa. La cuestión para el tribunal esta vez era sobre el hecho de llevar una fuera de casa.

El tribunal ha indicado anteriormente que no hay problema con restricciones a la portación de armas en “lugares sensibles”, como edificios gubernamentales y escuelas. Lo mismo ha dicho sobre la restricción del porte de armas a los delincuentes y a los enfermos mentales.

La impugnación de la ley de Nueva York fue presentada por la New York State Rifle & Pistol Association, que se describe a sí misma como la organización de defensa de armas de fuego más antigua del país, y por dos hombres que pretendían poder llevar armas sin restricciones fuera de sus casas.

La decisión del tribunal está en cierto modo en desacuerdo con la opinión pública. Alrededor de la mitad de los votantes en elecciones presidenciales de 2020 dijeron que las leyes de armas en Estados Unidos deberían ser más estrictas, según AP VoteCast, una encuesta expansiva del electorado. Un tercio adicional dijo que las leyes deberían mantenerse como están, mientras que sólo alrededor de 1 de cada 10 dijo que las leyes de armas deberían ser menos estrictas.

Alrededor de 8 de cada 10 votantes demócratas dijeron que leyes de armas deberían ser más estrictas, mostró VoteCast. Entre los votantes republicanos, aproximadamente la mitad dijo que las leyes deberían mantenerse como están, mientras que la mitad restante se dividió estrechamente entre más y menos estrictas.





Source link

Native Ads
Native Ads
No tags for this post.